Selfies sin maquillaje: otra manera de desnudarse

Aunque no tengo TV en casa, todavía veo bastante basura en YouTube después de un largo día de trabajo. Un programa que me gusta en especial es ‘Britain and Ireland’s Next Top Model’. Me encanta descubrir sus consejos y trucos para modelos, ya que he posado delante de una cámara durante los últimos diez años. Cada semana, el programa cuenta con diferentes sesiones de fotos temáticas; la que no da la talla queda eliminada del concurso. Al principio de la competición, tienen que realizar una sesión de fotos sin maquillaje. Para muchas modelos, la mera idea de tener que desmaquillarse les resulta traumático. Hasta tal punto que algunas acaban llorando. Para ellas, el maquillaje es su armadura y se sienten desnudas y vulnerables sin él. Curiosamente, el hecho de quitarse el maquillaje las hace sentir más expuestas que quitarse la ropa.

Me parece divertido. Sin embargo, debo admitir que hubo un tiempo en que yo hubiera sentido empatía por su miedo a revelar sus caras desnudas.

venus o'hara make up freeEmpecé a maquillarme a diario en mi instituto católico. Aunque las monjas eran muy estrictas, por suerte nunca me obligaron a lavarme la cara. Gracias a Dios. En aquel entonces, yo estaba obsesionada con enmascarar mi rostro tanto como fuera posible. Odiaba mi piel blanca translúcida con sus pecas, sobre todo cuando se ponía roja durante las clases de educación física. Utilizaba tanta base como fuera posible para ocultar mi tez, además de corrector y polvos. Incluso lo llevaba en mi mochila para retocarme durante el recreo.
venus o'hara no make up 1

Luego descubrí delineador y rímel. Me acostumbré tanto a ver mis ojos más grandes y definidos que cuando iba sin maquillaje, casi me parecían diminutos e insignificantes. Nunca permitía que mis novios me vieran sin maquillarme. Por las mañanas, incluso evitaba el contacto visual hasta que me había pintado.

Cuando me hice autónoma en 2009, comencé a pasar la mayor parte de mis días trabajando desde casa. De repente, maquillarme cada día no tenía sentido, como hacía cuando trabajaba en una empresa. Con el tiempo, me acostumbré a ver mi cara sin maquillaje en el espejo, y en los días que hice uso de maquillaje, sin embargo, encontré que usaba cada vez menos. Incluso recibí algunos elogios inesperados de algunos amantes sobre mi look recién levantada. Una lesbiana en particular, al despertarse junto a mi, me dijo que estaba más guapa por la mañana sin maquillaje, que pintada la noche anterior en la discoteca. Por supuesto, me costó creerlo.

venus o'hara no make up selfie 2Durante el último año, he estado compartiendo mis selfies sin maquillaje (#NoMakeUpSelfie) en Instagram. Es algo que nunca me habría atrevido a hacer hace unos años. Ahora me resulta increíblemente liberador. No es que de repente me siento más guapa sin mi maquillaje. Aunque si la iluminación es favorable y he dormido bien, entonces es posible que haga buena cara. Lo que realmente ha cambiado, es que el ir sin maquillaje, no me resulta traumático como antes. Me da absolutamente igual que me vean sin maquillar, y de alguna manera, esto es mucho mejor que querer sentirse guapa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba