Yo no puedo andar con tacones aunque me vaya la vida en ello y realmente envidio a las mujeres que pueden hacerlo. Mis compras de zapatos están siempre muy limitadas. A menudo la cuestión se resume en: ¿con cuáles puedo andar?. Eso ya elimina el noventa por ciento de los zapatos, sandalias y botas de una tienda. Tengo el dilema de tratar de encontrar algo que sea cómodo y no parezca una monja. Y no es fácil.

Compré estos tacones en una tienda “todo a cien” por sólo 10 euros hace un par de años para sorprender a un amante.

Aún no han sido estrenados en la calle. Cuando veo las fotos, me doy cuenta de que no son tan altos y de que envidio aún más a las que los llevan realmente altos. He intentado vestir tacones en el exterior, pero el único resultado han sido tobillos torcidos y rodillas amoratadas, así es que me limitaré a vestirlos en interior y ante la cámara.

Fotografía Andrew O’Hara.

heels Venus O'Hara

heels Venus O'Hara

This post is also available in: Inglés

Pin It on Pinterest