Aquí están mis cinco fetiches favoritos:

El antifaz

Me encantan los antifaces porque puedo ser vaga y esperar que alguien aplique sus toques, caricias y aliento a áreas inesperadas y sensibles de mi cuerpo. La incapacidad de ver y anticipar el próximo movimiento sólo acelera mi deseo y me hace ansiosa por seguir con el juego.

power of a blindfold - venus o'hara by Sebas Romero

Los azotes (spanking)

Me encanta el spanking, pero se tiene que hacer de una manera muy específica y concreta. Se debe comenzar un juego de roles, para implicarnos a los dos, para a continuación, alternar caricias y suaves palmadas en las nalgas. Es divertido tanto dar como recibirlas. Me encanta la tensión de los momentos entre los azotes.

Spanking by Venus O'Hara

Bragas

Nunca se pueden tener demasiadas bragas. Algunas mujeres son fetichistas de los zapatos, otras de bolsos de mano o de cualquier otra cosa. Me encanta todo tipo de bragas, siempre sexys y adecuadas para las diferentes situaciones. A pesar de tener más de doscientos pares, escoger las bragas adecuadas siempre es todo un reto.

Las cosquillas

Me encanta lo relajante que puede ser una sesión de cosquillas. Los fetichistas de cosquillas saben cómo pueden romper el hielo. Los silencios incómodos se sustituyen por repentinos ataques de risa. Al igual que los azotes, las cosquillas también se basa en la tensión entre las cosquillas, la anticipación y la liberación emocional, de manera similar a la sensación de sentir después de un masaje muy bueno.

Photo stephan.carbonmade.com/

Fetiche pelirrojas

Mi piel blanca, pecas y pelo rojo van en contra de todo lo que las revistas y los anuncios me dicen como tengo que ser. Hoy en día, la belleza popular es representado por bronceados falsos, tetas de silicona y los dientes “sonrisa piano” blanqueados. El fetichismo por las pelirrojas va en contra todo esto y por eso me encanta ser como soy.

¿Y Cuáles son los tuyos?

This post is also available in: Inglés

Pin It on Pinterest