Masaje erótico en Barcelona

Masaje erótico Barcelona

Nunca olvidaré cuando vi una escena de la película erótica Emmanuelle y la protagonista recibe un masaje cuerpo a cuerpo de una masajista desnuda. No sólo utilizaba sus manos, como en un masaje convencional, sino que además usaba su cuerpo desnudo. Tal escenario despertó algo en mi imaginación erótica que esperaba que pudiera llegar a vivir algo parecido algún día. Jamás pensé que se haría realidad hasta que tuve la oportunidad de recibir un masaje tántrico en Santai Masajes, Barcelona.

A pesar de que me considero una persona liberal, nunca se me había ocurrido la idea de recibir un masaje tántrico profesional. Sin embargo, ahora que he vivido la experiencia, me alegro tanto de haberlo hecho. Me moría por sentir manos encima de mi piel. Deseaba experimentar algo que no se puede vivir en un masaje convencional ni en el sexo. Anhelaba el tacto humano, caricias suaves por todo el cuerpo, y un capricho sensual más que sexual.

Encontrar sexo o un masaje convencional es muy fácil. Para el sexo, simplemente es cuestión de coger el móvil, repasar los contactos, y enviar algunos mensaje a los amigos con derecho a roce. Tarde o temprano alguno caerá. Si no es así, siempre hay Tinder. Durante estos encuentros de sexo casual, por lo general, la atención se centra en los genitales y en los pechos. Por desgracia, otras partes del cuerpo no reciben la atención que se merecen.

Screen Shot 2016-08-12 at 10.55.10

Por otro lado, un masaje convencional es fantástico para esos momentos cuando uno se muere por ser tocado. A pesar de que los genitales son ignorados y el/la masajista solo te toca con las manos, las posibilidades de tipos de contacto son limitados.

En cambio, en un masaje tántrico, el/la masajista utiliza todo su cuerpo, así como los codos, los pechos y más. Además, los tipos de contacto manual son más variadas. Hay el amasado convencional, caricias y cosquillas suaves; utilizan las uñas, que es muy agradable. También hay contacto piel a piel.

En Santai masajes, si quieres echar un vistazo a lo que le está pasando, disponen de unos espejos en la pared, cosa que es ideal para personas visuales.

Cuando reservé mi cita, me preguntaron si prefería un masajista masculino o femenino. Tenía claro que quería una experiencia con una mujer, al igual que en la escena de la película erótica Emmanuelle. Ansiaba la suave piel de una mujer y su intuición femenina.

MASAJES ERÓTICOS PARA PAREJAS

Curiosamente, también hay muchas parejas que van a Santai masajes. A veces hacen sesiones por separado o pueden permanecer en la misma habitación y tener dos masajistas. La masajista puede incluso dar consejos a la pareja masculina para que pueda mejorar sus propias habilidades de masajista cuando vuelve a casa. Si quieren, pueden disfrutar de un tiempo a solas después de su masaje. Es ideal para parejas que buscan una experiencia sensual o que han caído en una rutina.

MUJERES

Afortunadamente, hay cada vez más mujeres que están disfrutando de los placeres sensuales del masaje erótico.

FINAL FELIZ

Durante el masaje, los genitales se tocan como si fuera una parte del cuerpo cualquiera.  Es más, existe la posibilidad de un ‘final feliz’ al final del masaje, que consiste en la estimulación manual de los genitales.

Debe tenerse en cuenta que la penetración y el sexo oral NO están en oferta.

Haz clic aquí para ver una lista completa de los tratamientos que hay en oferta. También ofrecen masajes a cuatro manos y mucho más.

Si buscas un masaje tántrico en Barcelona, ¡ya sabes dónde ir! ¡Sé que yo voy a volver!

1 comentario en “Masaje erótico en Barcelona”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba