Tratando de dar con el liguero ideal me di cuenta de que estaba ante una tarea mucho más complicada de lo que imaginaba. En general todos los que veía eran típicos, poco favorecedores y hasta vulgares. Quería algo atemporal, que no pasase de moda y descubrí que con la lencería retro es difícil equivocarse. Encontré el liguero perfecto en la web de “Kiss Me Deadly”. Su diseño vintage de 6 tiras era sofisticado, favorecedor y atemporalmente seductor.

Me alegré más aún al encontrar la ropa interior idónea para la sesión. El “Seven-Til-midnight” de encaje con detalles florales llevaba un lacito detrás que destacaba delicadamente el canalillo de mi trasero. Cuando por fin me puse las medias negras de seda y me vi, me sentí como una pin-up de los años 50 probando posturitas de “cheesecake” para un calendario.Retro Suspender-belt Venus O'Hara La manera más picante de llevar un liguero es con los broches por debajo de las bragas, así éstas se pueden quitar rápidamente sin perder tiempo desabrochando antes. Para mí, lo mejor de llevar liguero es sentir como mis muslos desnudos contactan puntualmente cuando el resto de mi cuerpo está cubierto y vestido.

[nggallery id=10]

Fotos Andrew O’Hara

This post is also available in: Inglés

Pin It on Pinterest