Las fresas y el sexo

Comer fresas puede aumentar mucho tu deseo sexual, una encuesta nutricional lo afirmó con rotundidad recientemente.

El fruto está cubierto de semillas que contienen zinc, el nutriente más asociado con el sexo y la lujuria.

También contienen grandes cantidades de antioxidantes vitales que fomentan el incremento del flujo sanguíneo a los órganos sexuales. Las fresas también proporcionan niveles constantes de energía en sólo unas pocas calorías. Es una situación multi-ganar.

Ver alguien comiendo una fresa, poco a poco, también es muy excitante debido a su forma fálica y de color rojo intenso. Me aseguré de que mis uñas estaban pintadas con el mismo tono que los labios y la fruta, y me acordé de ese detalle cuando me resbalé las gafas grandes del fotógrafo Sebas Romero antes de comenzar la sesión de fotos.

No podía ver nada a través de los lentes gruesos, pesados por lo que mi mente vagaba y solo pensé en el sabor de la fresa y la sensación y la forma de la misma en contra de mi lengua.

Strawberry Sex - Venus O'Hara

Cuando la tenía en mi boca la chupaba, con entusiasmo, con avidez y ansia, como si estuviese hambrienta, con las mejillas hundidas hasta que la mordí y la tragué… Luego me pasé la lengua por los labios sensualmente, relamiéndome…

Fotos: Sebas Romero.

[nggallery id=1]

Strawberry Sex - Venus O'Hara

1 comentario en “Las fresas y el sexo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba