El fetiche de las pieles

Vestirse de pieles animales es probablemente la forma de vestirse más antigua del mundo.
Algunas personas las asocian con la sensación del calor y bienestar o como un artículo de lujo, mientras otras las rechazan debido a razones éticas.

Las campañas contra las pieles tuvieron mucho éxito en los 90 y contaron con el apoyo de muchas modelos y famosos. Desde entonces, el uso de las pieles en la moda sigue siendo un tema polémico y controvertido.

En los últimos años, se ha visto un incremento de abrigos de pieles sintéticas, pero como sabe cualquier fetichista de las pieles, no es tan sensual y atractivo como las pieles auténticas. Es un hecho que nada abriga mejor que unas pieles animales en un día de invierno.

Venus O'Hara Feline Fetish

La fuerza del fetiche de pieles puede ser debida a sus calidades prohibidas, y al sentir como en cierta manera regresamos a nuestro estado más salvaje, más animal. Además, vestirse de pieles da a una mujer más presencia, poder y autoridad: una mujer vestida de pieles nunca podría pasar desapercibida en la calle.

Venus O'Hara Feline Fetish

Me encanta la sensación de estar desnuda por debajo de unas pieles, sin nada más en contacto con mi cuerpo desnudo que las pieles animales.

Venus O'Hara Feline Fetish

Venus O'Hara Feline Fetish

Fotografía Sebas Romero.

1 comentario en “El fetiche de las pieles”

  1. MMMMmmmmmmm…Mi amor. A mi tambien me encanta estar desnudo abojo un abrigo de zorro – tan erotica se siente. No hay naada como hacer la amor abajo, o con abrigos puesto – tan intenso es la sensacion – a mi es como una droga. Eres increible…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba