Las botas hasta los muslos se consideran eróticas o fetichistas y muchas veces se asocian con el sadomasoquismo o la prostitución. La imagen que transmiten es tan potente que ahora han llegado a la moda mainstream.

Las botas altas se han utilizado en la moda fetish desde los 1950 cuando Irving Klaw las utilizó para vestir a sus modelos, incluyendo a Bettie Page.

El verano pasado corté unos vaqueros para hacerme unos shorts y guardé las piernas que sobraban, con la idea de utilizarlas un día en unas fotos, y para mostrar mis muslos.

 

Fotografía Stephan

bondage venus o'hara

This post is also available in: Inglés

Pin It on Pinterest