El té y el sexo

Soy fetichista de té. Que en realidad no significa que me pone beber té.

Mi idea del fetichismo del té se basa en los rituales alrededor de beberlo en público y la formalidad a la hora del té. Todos los hábitos asociadas con esta extraña costumbre, me excitan de maneras diferentes, como por ejemplo, extender el dedo meñique a la hora de levantar la taza a los labios.

Yo prefiero el té verde. Me sorprendió cuando leí un reportaje sobre el té verde y sus beneficios para su vida sexual. Ya lo había sospechado, pero siempre es reconfortante saber que estoy en lo cierto. Según el estudio, beber té verde durante un período de 10 semanas puede mejorar su resistencia hasta en un 24%.

La Universidad de Washington recopilaron datos de seis parejas diferentes. El cincuenta por ciento tomaban té verde. Después de las diez semanas, las parejas que sólo bebían té verde dijeron que les  había afectado notablemente su vida sexual. Además de ser más felices y relajadas confirmaron que habían tenido relaciones sexuales con más frecuencia y durante más tiempo de lo que había hecho durante mucho tiempo. Parece que su capacidad para promover un sentimiento de tranquilidad fue la clave.

Tal vez esto explica por qué, después de haber tenido mi taza de té verde por la mañana, tengo que acostarme de nuevo con mi vibrador… Todo por culpa del té.

Boy George dijo una vez: «Prefiero tener una taza de té de ir a la cama con alguien – cualquier día.»  ¡Yo prefiero tener las dos cosas!

Podría seguir, pero me tengo que ir.

el té y el sexo

Tengo que hervir agua y prepararme un té.

Fotografía por Guy Moberly.

 

2 comentarios en “El té y el sexo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba