El poder de las feromonas

Los olores nos ayudan a apreciar la única cosa que realmente poseemos, nuestros recuerdos.

Recuerdo muchas veces cuando un amante importante se ha ido y me encanta volver a mi cama caótica y saborear la mezcla de nuestros olores dejados entre las sábanas.

Para mí, el olor de un amante es muy importante, y si no me gusta puede ser motivo suficiente para rechazarlo.

Fotografía: Fernando Gebbia

El poder de las feromonas

1 comentario en “El poder de las feromonas”

  1. Oh sí, las fiera monas, unas monas muy feroces. No ahora en serio, si las feromonas no es una cosa baladí, los olores en el juego juegan un papel muy importante. Mujer, yo rechazar a alguien por su olor no, pero si es importante, aunque lo importante es el conjunto de posibilidades de sensaciones que podeis compartir si la otra persona es de mente abierta, libre, con la que puedes hablarlo todo (todas las fantasias) y realizar las comunes. El poder hablarlo todo es no compartir alguna cosa, pero respetar los gustos del otro, porque respetas al otro. Con esa combinación, todo es posible. Yo sin problemas podría ser tu sumiso, ahora, que en un momento dado igual quieras escapar del roy de domina y quieras que yo tenga otro rol. Como tu has dicho en alguna entrevista, ser sumiso no implica no tener caracter, simplemente, pliegas tu caracter a las condiciones de la persona con caracter dominante, seguramente por la atracción que ella ejerce sobre ti, en este caso la Diosa Venus O’Hara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba