El dolor de la lencería retro

Cuando pienso en la lencería retro, siempre recuerdo el dolor que hay que aguantar para conseguir el look deseado.

Vestirse para una sesión de lencería retro requiere un tiempo más que cualquier otro. Esto es especialmente cierto si hay un corsé en cuestión.

Siempre tengo algunos problemas para ponerme el corsé sola, y muchas veces los fotógrafos me tienen que ayudar. Entonces descubrí la cantidad de control que tenía sobre ellos, cuando sentí sus manos temblorosas mientras me ataban. Cuando me cerraba los ojos me sentía como que me estaban atando poco a poco en un complicado juego de la esclavitud.

Un corsé siempre cambia la forma de caminar y moverse. No sólo corrige una mala postura o impide que te encorvaras a la hora de sentarse.

Así es como me sentí cuando me elegía mi lencería retro para esta sesión de fotos. Combiné unas medidas retro con costura de y un sujetador de punta de What Katy Did, un liguero de Van Doren y mi corsé favorito, el Black Ally de Bibian Blue.

En ocasiones se puede olvidar el dolor de la lencería retro. Pero siempre vale la pena aguantarlo.

[nggallery id=36]

Fotos Guy Moberly
COMPRA LAS MEDIAS RETRO AQUÍ
Lovehoney Sexy Lingerie

 

2 comentarios en “El dolor de la lencería retro”

  1. hola Venus, me gusta mucho tu blog, y tu estas estupenda, aunque no eres mi tipo, me gustan las mujeres un poco mas rellenitas y con curvas, por ejemplo, como mi mujer. quiero pedirte un favor, tu podrias decirme donde encontrar un tienda de lenceria en españa, que vendan lenceria retro, aunque sea por internet? quisiera vestir asi a mi mujer en nuestras sesiones de sexo, y te lo agradeceria infinito. gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba