El arte de ir sin bragas

Me hizo gracia cuando descubrí recientemente que era la dueña de cuatrocientos pares de bragas. No podía evitar ver la ironía ya que prefiero ir sin bragas cada vez que surja la oportunidad. No es algo que hago muy a menudo; lo reservo para ocasiones especiales como una cita por ejemplo. Debo confesar que, para mí, no hay nada como la sensación de una brisa fresca que acaricia mi desnudez; es sorprendente, estimulante y excitante. 

Dejar mi flor «respirar» no sólo es una manera excelente de estimularme, sino que hay muchos que consideran que es más sano: está claro que llevar unas bragas sintéticas con vaqueros estrechos no es nada bueno para la zona.

venus o'hara commando 18

Por muy tentador que puede ser ir sin bragas en verano, la verdad es que es muy arriesgado hacerlo con ropa ligera porque no quiero que todo el mundo se entere de mi estado de desnudez. Lo mejor es hacerlo en invierno con una falda hasta la rodilla y unas medias con liguero por debajo. Para mí es una de las experiencias más sensuales que hay. Por supuesto, lo mejor de ir sin bragas es ese momento de revelar mi secreto a un amante:  puede ser por dejabo de una mesa en un restaurante o donde sea. 

venus o'hara commando 9

Cuando estoy en casa siempre voy sin bragas. Incluso cuando estoy ordenándolas en sus diversos colores y estilos. Para mí, lo difícil no es escoger cuales voy a ponerme, sino que  la gran pregunta siempre es si voy a llevar bragas o no. 

Para ver más fotos de esta sesión, acceda al MEMBER’S AREA

pink_button

Members | Billing Support

1 comentario en “El arte de ir sin bragas”

  1. Me gusta mucho tu blog. Una inglesa católica viviendo en Barcelona con estudios de arte y que escribe sobre fetiches, es lo que me recomendó el doctor. Y esa combinación de liguero sin bragas me parece genial, las mujeres vestidas así me hacen recordar a las bailarinas de can can
    Estarás aprendiendo catalán? Votarías por la separación de Cataluña?
    Algún día visitare tu hipotético museo de fetiches y bragas personales. Tengo un diplomado en museología, quizás llegue a trabajar en tus colecciones jaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba