Descubriendo el cuarto agujero (Foot Fetish)

Descubriendo el cuarto agujero (Foot Fetish)

Recientemente, después de disfrutar de una pedicura y del mimo que ello conlleva, quería celebrarlo. Me di cuenta de que sólo había un modo real de hacerlo adecuadamente. Si realmente quisiera exhibir mis uñas de los pies recién pintadas y mis nuevas plantas más suaves, entonces descubrir el poder de mi cuarto agujero era la mejor manera.

No puedo negar que tuve un motivo oculto; esos lubricantes que tenía que probar y reseñar llevaban mucho tiempo esperando. Cuando eres una probadora de juguetes eróticos, es inevitable acabar mezclando el placer con el trabajo, o viceversa. Por suerte, tenía un cómplice que estaba más que dispuesto a ayudar.

Más tarde, me tumbé en la cama con la cara hacia arriba y le ordené que permaneciese en la zona de mis pies para que yo pudiera verle. “Desnúdate”, le ordené, y él obedeció. Extendí mis piernas largas y toqué sus muslos vulnerables con la punta de mis pies. Ignoré sus genitales completamente y él se frustró un poco tratando de agarrar mis tobillos burlones.

4th hole foot fetish 1

“Espera”, le dije, y seguí con la intención de jugar a mi propio ritmo.

Presioné mis dedos de los pies en sus piernas y dibujé diseños invisibles en sus muslos, subiendo y bajando por su abdomen. Mis dedos talentosos empezaron a acercarse a su impresionante erección.

Entonces rompí el contacto y me coloqué un poco hacia atrás, juntando mis pies a medida que él los miraba. Construí mi cuarto agujero temporal con mis arcos y empecé a jugar con la punta de su miembro abultado y mi nueva apertura. Él se olvidó de sí mismo e intentó empujar su dureza a través del agujero demasiado deprisa.

Le mantuve con rapidez y le miré con furia. “Espera”, le volví a avisar.

4th hole foot fetish 3

Relajé mi cuarto agujero y él continuó con su posición. Lo encerré y su longitud creció en mi cuarto agujero. Mis arcos cosquilleaban con el movimiento rítmico pero esa no era la sensación que me atraía. Me di cuenta de que la masturbación con los pies no consiste solamente en proporcionar placer; también es un gran modo de trabajar los músculos abdominales, los muslos y las pantorrillas.

Entonces le miré y vi que se le caía la baba porque me acordé del lubricante. Interrumpí su placer para ordenarle untar mi nuevo lubricante en mis pies, una gota o dos cayeron al suelo.

4th hole foot fetish 4

 

“Ya lo limpiarás después”, murmuré. Él asintió como réplica, pero sus ojos estaban medio cerrados y yo sabía que, en ese momento, él diría que sí a cualquier cosa.

Continué con mi técnica de masturbación de pies con más confianza que nunca. Ahora era más fácil estimularle, aunque el ligero desaliño ocasionaba que veces se escurriese hacia fuera de mi cuarto agujero. Estreché mis pies y aumenté su placer. El respondió a la fricción con gemidos y suspiros.

 

fourth hole

Entonces se volvió peligrosamente rígido. Sabía que no faltaba mucho para que explotase. Su cara estaba más que tensa y mi estómago vibró como respuesta. Mi ingle sensitiva decidió unirse a la celebración.

Así que aumenté la velocidad por encima de su habilidad para resistirme.

Disparó a través de mi cuarto agujero y decoró mis pechos y barriga con gotitas calientes.

Cuando aparté mis pies, el cuarto agujero se desvaneció.

Aunque rápidamente se convirtió en parte del pasado, sólo se necesita un momento ahora para invocar sus potenciales una vez más.

4th hole foot fetish 2

 

Para ver más, registrate a mi MEMBERS AREA  ¡Ahora se puede pagara con PayPal! 

9.95 spanish button

Members | Billing Support

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba