Bienvenidos al inicio de mi fetish photo-blog. Aquí, en el futuro cercano, encontraréis actualizaciones regulares con mis ideas y reflexiones sobre lo dotadamente retorcido con acompañamiento de photo-sets que, lo sé, ilustrará mis opiniones de una forma más próxima y excitante.

Realmente, estoy impaciente para guiaros a través de la asombrosa variedad de fetiches que llegarán por aquí muy pronto. Los calcetines por la rodilla son perfectamente fetichísticos en la medida en la que constituyen los más ordinario de la ropa interior. La blusa semitransparente de gasa que vestía en el foto-set se ajusta a mis hombros y sentía como si no llevara nada sólido.

Mi coqueta falda insinúa mis curvas, pero nada más. Firmemente estirados, igualo el alto de los calcetines y el disfraz está completo. Incluso manteniéndome en mis tacones de “todo a cien” la imagen que proyectaba era perfectamente remilgada y correcta. Entonces, agarré la falda y la levanté. Sólo un poco. Con la clara exposición de mis suaves y cremosos muslos aparecidos entre la boca de mis calcetines y el borde de mi falda alzada, fui transformada por un pequeño movimiento. Lo que era remilgado pasó a ser informal y lo que era correcto pasó a ser indecente.
Esto es sólo una introducción al mundo del fetiche y representa únicamente el primer post de una larga lista que incluye lo retorcido que ocasionalmente podéis haber oído, otros muchos que no y alguno que no podéis posiblemente ni imaginar. Photography by Andrew O’Hara Enjoy! Knee-length Socks Venus O'Hara

Knee-length Socks Venus O'Hara

Knee-length Socks Venus O'Hara

This post is also available in: Inglés

Pin It on Pinterest