El origen de la palabra “fetiche” se encuentra concretamente en el portugués del siglo 15, en el término “feitico“, que viene a signifcar encanto o hechizo. Hoy en día un “fetiche” es 1. un objeto corriente que actúa como catalizador, aumenta el estímulo sexual y potencia el orgasmo. En un sentido menos convencional, significa cualquier cosa neutra que provoca una respuesta sexual, como unos zapatos o el cuero. 2. Cualquier cosa relacionada con la práctica del BDSM como un club fetichista o una fiesta fetichista. 3. Objetos, rituales o indumentaria relacionados con la práctica del BDSM como la fotografía o ropa fetichista. Abajo verás el glosario de fetiches de Venus O’Hara con imágenes.
Lea de Feelz Toys – Un Rabbit muy Feliz – Venus O’Hara Sex Blogger

Lea de Feelz Toys – Un Rabbit muy Feliz – Venus O’Hara Sex Blogger

Estaba de un humor terrible cuando probé Lea por Feelz Toys por primera vez. Estaba despierta y tensa. Me preguntaba si habría una manera fácil de relajar mi cuerpo y llevar a mi mente a apagarse. Entonces se me ocurrió que nunca habría una mejor razón para masturbarme. Después de todo, esa es mi solución para casi todo. Sería una gran oportunidad para probar un nuevo juguete además. Lea por Feelz Toys fue el primero en mi lista. Comencé a sentirme mucho más positiva

La perspectiva de una ticklee

La perspectiva de una ticklee

El tickler paparazzo necesita lograr un balance entre su cámara con una mano mientras me hace cosquillas en los pies con la otra. No es fácil, y ser ambidextro es una gran ventaja. Tal y como él me dijo: “Ahora tengo las dos manos libres para hacerte cosquillas más intensas”. Me encantaba notar cómo sus grandes manos esculpían y rozaban mis pies atados para hacerme cosquillas. El contraste de sus palmas y dedos morenos con mis dedos pálidos hacía que mis pies se vieran finos y delicados.

Los mejores juguetes de fetichismo de cosquillas

Los mejores juguetes de fetichismo de cosquillas

En algunos kits de BDSM, los aparatos de cosquilleo de plumas que se incluyen no funcionan bien; proporcionan un poco de diversión y relajación para quien recibe las cosquillas, pero ya está. Si quieres hacer cosquillas a alguien de la manera apropiada, entonces debes considerar usar otro tipo de objetos. Los fetichistas de cosquillas de verdad lo hacen sin plumas mundanas ni pequeñas pelusas. Ellos saben qué juguetes fetichistas de cosquillas producirán los resultados deseados.

Fetichismo de zapatos colgantes (Dangling)

Fetichismo de zapatos colgantes (Dangling)

Recuerdo que hace unos años vi una comedia en la televisión británica sobre Crash, una película controvertida protagonizada por James Spader que ya había sido prohibida en varios países. La parodia presentaba a una mujer anciana que intentaba aparcar su vehículo de tres ruedas en espacio muy pequeño. Ella iba arriba y abajo, dando golpes con el coche al frente y detrás. Había un hombre de pie detrás de una pared que se divertía observándola. Al final, cuando la mujer chocó contra el coche que tenía detrás, el voyeur llegó al clímax.

Explorando Fetiches Nuevos

Explorando Fetiches Nuevos

La experiencia incluía el mismo modelo, el mismo ambiente y el mismo fotógrafo, pero el resultado fue muy diferente a todo lo que habíamos hecho antes. En lugar de centrarnos en el fetichismo de pies, cosquilleos y bondage, tal y como hicimos en sesiones previas, esta vez decidimos explorar algunos nuevos fetiches y redescubrir algunos de los antiguos.

La atracción de las plantas arrugadas (Fetichismo de pies)

La atracción de las plantas arrugadas (Fetichismo de pies)

Para la mayoría de las personas, las arrugas son inevitables, además de ser una señal negativa de hacerse mayor. Nuestra sociedad tiene la consciencia cada vez más basada en imágenes, y está gobernada por los estándares de juventud imposibles que ha establecido la cultura popular. Los rellenos cosméticos y el Botox suelen usarse para intentar cubrir la realidad de las arrugas. El Photoshop y los filtros pueden asegurar nuestra frescura fotográfica mientras esas cremas antiarrugas omnipresentes se ocupan del resto.

Masaje erótico en Barcelona

Masaje erótico en Barcelona

A pesar de que me considero una persona liberal, nunca se me había ocurrido la idea de recibir un masaje tántrico profesional. Sin embargo, ahora que he vivido la experiencia, me alegro tanto de haberlo hecho. Me moría por sentir manos encima de mi piel. Deseaba experimentar algo que no se puede vivir en un masaje convencional ni en el sexo. Anhelaba el tacto humano, caricias suaves por todo el cuerpo, y un capricho sensual más que sexual.