Piernas

El fetichismo por las piernas proviene de una época cuando los hombres se excitaban solo al ver unos tobillos de una mujer por debajo de los vestidos de antes. Desde el siglo XX existe ropa y lencería que destaca unas piernas bonitas, por ejemplo las medias, los ligueros, las botas hasta el muslo y los tacones.

Ir arriba