Pelo largo

La Tricofilia o fetichismo del cabello es una parafilia en la cual la excitación sexual es alcanzada por admirar y acariciar el cabello de otra persona. La afición o entusiasmo por el pelo puede tener diferentes vertientes: Tocar y acariciar suavemente el cabello, el pelo largo, mojado, flequillo largo, pelirrojas (con el fetiche añadido de las pecas), etc…

La excitación se puede producir mediante el contacto físico o la visualización del cabello, y a veces puede incluir el vello púbico, vello axilar y pelos en la piel.

    Review de la Colección Magnifique de Bijoux Indiscrets

    Ciertamente no soy una persona muy playera. Pero cuando recibí siete nuevos diseños de la colección Magnifique de Bijoux Indiscrets, me inspiré instantáneamente a ir a la playa y probarlos. Incluso si no vives cerca del mar, una pieza de la colección Magnifique no ocupará mucho espacio en tu maleta si te vas de vacaciones este verano. 

    Portadas de Venus O’Hara

    Me encanta ir al kiosco para comprar revistas cuando se publican mis artículos o entrevistas que he hecho.  Sin embargo, no hay nada como salir en la portada de una revista. Sensualité Septiembre 2012 Una revista femenina formada por el antiguo equipo de  “Sexologies” . Este mes salgo en la portada. Foto de Sebas Romero.     Sado & Bondage. Se ha producido una portada nueva para mi libro sobre el BDSM, co-escrito con Erika Lust. Foto de Sebas Romero. Primera Línea – Julio 2012 A pesar de que esta imagen de la portada fuese tomada en febrero, había mucho sol y me preocupé por mis pezones. Tuve que pedir hielo a la fotógrafa para conseguir el efecto deseado. Foto por Caterina Barjau. Bedeseme – Mayo 2012 Esta imagen fue tomada durante Barcelona Fetish Weekend y lo único que recuerdo era que me preocupaba posar sin ropa interior ya que no llevaba nada debajo del vestido de látex de MadRubb .  Foto de Tentesion. Inglés para pervertidos Foto de la portada de mi último libro.  Fotógrafo Guy Moberly. Interviu – Octubre 17 2011 Salir en la portada de Interviú fue como realizar un sueño.  Estaba muy nerviosa justa antes de comprar la primera copia un lunes por la mañana en Passeig de Gracia.  Me encantó el resultado, desnuda con una sujetador en el culo.  Foto de Marc Lairisa. Tilly Johnson’s Pillow Book Han pasado tantas cosas en planeta Venus últimamente que a veces casi me olvido de mi primera aparición como […]

    Vestirse como Catwoman

    El catsuit, en el mundo del fetichismo, es una prenda que siempre ha existido. Siempre había querido uno Elegí este porque tenía un increíble aspecto de “ropa mojada”. El látex hubiera sido un problema para ponérmelo con facilidad. Estaba muy entusiasmada cuando me llegó. Yo no podía esperar a ponérmelo. Era obvio que no se podía llevar nada debajo. Cuando estaba vestida, todo lo que realmente sentía era mi falta de ropa interior y la textura del traje que se aferraba a mí como si fuera una segunda piel de Catwoman. Cuando yo estaba posando en el balcón, miré hacia abajo a la calle llena de gente. Parecía como si estuviera en un mundo fetiche privado aislada de la escena cotidiana abajo. Al ver los resultados de la sesión, todavía me pregunto lo que esa gente pensaba cuando me vio arriba en el balcón, vestida con mi traje de Catwoman… Espero haberles alegrado el día. Para comprar el catsuit, HAZ CLIC EN EL BANNER ABAJO Photography by Guy Moberly.[nggallery id=40] ,

    ¿Se me ve el culo grande?

    ¿Se me ve el culo grande? Esto es lo que preguntan las mujeres a sus parejas cuando prueban su ropa nueva. Para mí, si mi culo NO se ve grande en un nuevo pantalón, lo devuelvo a la estantería en seguida. Hay hombres que les gustan los pechos, otros que tienen preferencia por unas piernas y otros que se mueren por un buen trasero. Por esto, Jennifer López, Beyoncé y Kylie Minogue han tenido tanto éxito con los fans de los culos. Sin embargo, no acabo de entender la obsesión por el trasero de Pippa Middleton en absoluto. Después de la Boda Real británica, hemos visto que hay más regímenes y ejercicios en la prensa para tener un culo como ella cuando ni siquiera tiene curvas. Soy muy exigente cuando compro bragas, tienen que halagar mi trasero. Cuanto más grande se vea, mejor. Me encantan estas bragas con encaje y apertura trasera, Para saber lo buenos que son, HAGA CLIC AQUÍ Fotos Andrew O’Hara.

    El sexo con el pelo largo

    No sabía mucho sobre el sexo con el pelo largo hasta que dejé crecer el mío. Cada vez que veo a una mujer, con una melena de pelo largo caminando delante de mí, siempre me pregunto cómo será su cara. Yo siempre recibo más atención cuando salgo con mi pelo largo suelto sobre los hombros. Los días que quiero ser anónima sólo tengo que recogérmelo en un moño. Cuando hace calor, es una decisión difícil de tomar, ya que no quiero perder mi atractivo natural del cabello cuando le da la luz. Es el clásico dilema del pelo largo. Me siento menos desnuda cuando mi cabello largo me tapa la nuca. Mis hombros y la espalda también disfrutan de la excitante sensación de mi cabello. Últimamente, mis pezones también pueden apreciarlo afirmativamente. La forma en que el pelo largo puede mejorar la vida sexual fue una verdadera sorpresa para mí. Un beso puede ser interrumpido – a propósito – por mi larga cabellera roja de alguna manera entre nuestros labios. Me han dicho que dar una mamada con el pelo largo es un placer que nunca olvida un amante. Una puede sentirse como una diosa de la antigüedad y una estrella del porno a la vez, al mismo tiempo. Me gusta cómo suena eso. Lo mejor del sexo con pelo largo es cuando un amante me cuenta después que han pasado mucho tiempo recogiendo todos mis pelos rojos de su cama. El sexo con pelo largo me permite dejar mi […]

    El poder de un bodystocking de malla

    Me enviaron este bodystocking con malla de red desde Lovehoney UK, fue una gran sorpresa una mañana cuando fui a mi apartado de correos. Mi primera sesión de fotos con él fue unos días más tarde con Sebas Romero. Después de más de una hora, me ofrecí para cambiarme de ropa, pero Sebas dijo que no, quería aprovechar del bodystocking para toda la sesión. La próxima sesión que hice con el bodystocking fue con Guy Moberly ¡Y pasó exactamente lo mismo! Me di cuenta que llevaba una prenda con mucho poder. La diferencia principal esta vez fue que iba sin bragas desde el principio para que el efecto sugestivo de la entrepierna abierta se pudiera apreciar al máximo. Cuando estaba en el balcón – con la luz del día -con la red de malla aferrándose a mi figura y haciendo hincapié en cada sutil curva y músculo liso, me sentí increíble. La sensación era de estar vestida, pero sentirme desnuda – todo a la vez. La brisa delicada me hacía cosquillas en la piel a través de la malla en forma de diamante. Este sentimiento sólo aumentó cuando me di cuenta de que algunas personas en la calle de abajo podían verme en todo momento. Fotos by Guy Moberly Si quieres saber cómo se siente por ti misma, haz clic AQUÍ.  

    Mi fetiche de chandal secreto

    Leí en una web de fetichistas de chandal que un tipo  se excitaba cuando se corría dentro de la capucha de la sudadera de su novia  y luego  al poner la capucha dejó que el contenido deslizara por encima de su cara.  Si alguien tratara de hacer lo mismo con mis chandales, habría un gran problema. Este verano en  el Reino Unido entre el 6 y el 10 de agosto de 2011 fue un gran momento para los fetichistas de chandal. En Londres y otras ciudades, el chandal se convirtió en un uniforme para los que provocaban los disturbios sin precedentes. Por lo general, el verano es difícil para una fetichista de chandal como yo. Siempre estoy ansiosa para que los días de sol den paso a los fríos en su lugar. Lo mejor de llevar un chandal es que puede ser como una segunda piel – al igual que el látex – y con el frío de invierno puede ser imposible de quitar. Las chicas que llevan chandal tienen un aspecto mucho más “abrazable” y  sus pechos parecen más grandes y firmes. Pensé en todo eso durante esta sesión de fotos. Decidí posar en topless por debajo de mi chandal de color rosa  y antes de que comenzara. Se veía perfecto en combinación con mi piel blanca y cabello rojo. A veces la gente lleva un chandal con capucha para mezclarse con la multitud y buscar el anonimato pero yo, no. Mi sudadera con capucha se extiende en todas […]

    El fetiche sideboob

    Según la mayoría de las revistas del corazón, el “sideboob” es el nuevo escote. Un sideboob es cuando se ve el pecho de lado, pero sin ver el pezón. El “sideboob” de los senos sin sujetador, visto desde el lado, ahora es un gran fetiche gracias a la tendencia actual de vestidos sin espalda y camisetas con mangas muy anchas. Su creciente popularidad se desarrolla independientemente que sea de forma accidental o a propósito. El verdadero arte del sideboob es crearlo sin revelar el pezón, a pesar de que una insinuación pequeña de su silueta o su forma intensifica el espectáculo fetiche enormemente y genera un morbo tremendo. Sideboobs – por lo general visto en ropa suelta – son algo más sutiles que los escotes, pero igual o más efectivo. A diferencia de los escotes, que se pueden mejorar artificialmente por medio de sujetadores que “engañan”, el sideboob es el más honesto ya que solo se ven bien en los senos que pueden aguantar sin un sujetador. Cuando vi esta camiseta en un escaparate, me di cuenta que era perfecto para hacer fotos del fetiche sideboob. Su potencial fetiche era inevitable, así que tuve que comprarla. Antes de la sesión tuve que ser meticulosa y llevaba un sujetador hasta el primer “click” de la cámara para conseguir algunas marcas de compresión sobre mi piel blanca desnuda. Este sideboob no fue ningún accidente. Fotos Andrew O’Hara. [nggallery id=24]

    Suspensión

    El bondage en suspensión es algo que atrae a los fetichistas porque hace a la persona suspendida mucho más vulnerable cuando se encuentra incapacitada y sin posibilidad de escapar de sus ataduras. Si tratase de liberarse podría caer al suelo y hacerse daño, así que su ansiedad es aún mayor. Estar suspendido en un espacio abierto y amplio también convierte al sujeto indefenso en un objeto cuya absoluta impotencia puede ser tan eróticamente satisfactoria para él como para cualquier posible espectador que esté observándolo. La suspensión en amarre puede llegar a ser una forma de arte en algunas convenciones y clubs de temática fetichista. Particularmente quedé sorprendida por las performances que vi en alguno de esos clubs. Prefiero la suspensión sin dolor antes que la que utiliza ganchos y cadenas. Fue en la playa de Bogatell en Barcelona donde vi este gran entramado de cuerda y pensé que iba a plantear la suspensión por mí misma. [nggallery id=20] Aunque los tacones no son muy recomendables para escalar estas atracciones, combinaban perfectamente con mi minishort negros, camiseta de manga larga transparente negra también, así como las medias cortas que destacaban mis muslos blancos y puros para deleite de espontáneos fetichistas que pasaban por allí. Fotos Yuky.

    Lencería roja

    A menudo la lencería roja se considera como hortera. Se asocia con prostitutas, conjuntos cutres del día de San Valentín o parte del disfraz de “Mamá Noel”. Al tiempo que ajustaba las tiras y enfocaba mis pechos hacia un escote más killer, pensaba en el cariño que le tengo a este sujetador, no sólo por lo bien que me queda sino porque es elegante y se sale de lo ordinario de la mayoría de ropa interior roja. Lo malo de toda esa ropa es que se lanza indiscriminadamente en diseños poco favorecedores y telas de mala calidad. El color se asemeja más a un naranja sucio que a un rojo auténtico. Después de desabrochar la parte delantera, mi desnudez pecosa casi se mezclaba con la pared blanca detras de mí. Soy consciente del potencial fetichista que supone mi pelo rojo en combinación con la piel blanca y mis ojos verdes. Esta sesión me hizo serlo más que nunca. El motivo “rojo intenso” se extendía del sujetador al brillo de mis labios, uñas pintadas y fresas maduras que por momentos hicieron las veces de suculentos pezones. Esta combinación de rojos, en contraste con la luz de mis ojos y el pelo al aire, formaba una composición casi perfecta. Sólo faltaba tomar la punta de la fruta entre mis labios brillantes y chuparla con delicadeza. Entonces la imagen fue perfecta. Me encanta el efecto del color rojo sobre mi piel y siempre me encantará. [nggallery id=3] Fotografía Yuky.

    Luciendo sujetador

    Siempre he tenido debilidad por los sujetadores. En mi opinión, nunca se puede tener demasiados… Actualmente la mujer estadounidense tiene una media de 6 sujetadores; yo tengo 25, pero quiero más. Muchos más. Siempre he estado en torno a una talla 90b. Toda mujer sabe que el tamaño de su pecho varía en función del momento del mes, la posible toma de la píldora, y el peso en general de su cuerpo. Soy mucho más consciente de ello desde esta sesión de fotos. Siempre había querido hacer una sesión con el sujetador como protagonista, y cuando finalmente me dispuse a hacerla, me sorprendió descubrir que mis sujetadores preferidos ya no me sentaban bien. Había estado invirtiendo cada vez más tiempo en el deporte diario y en consecuencia resultó que mis pechos habían cambiado, para mi gusto a mejor. Muchas mujeres se decepcionarían por algo así pero no es mi caso. Mis pechos nunca han estado tan firmes y respingones como ahora. Así que para el set, tuve que conseguir algunos sujetadores nuevos rápidamente y cuando lo hice comprobé que en efecto ahora soy una 90a. Coincidió además que uno de mis esclavos se había vuelto rebelde y desobediente, y necesitaba un serio correctivo con urgencia. Como castigo perfecto, decidí que iba a ser quien financiara mi nueva colección de reemplazo: colección 90a. Una caja con todos los modelos que había previsto, llegó a los pocos días. Próximamente una amplia gama de imágenes con estos nuevos sujetadores. Estoy aguardando a que […]

    Voyeurismo

    Estoy a favor del voyeurismo consensuado y no tengo porque preocuparme de ser vista porque la gente que miro sabe que estoy presente. Recuerdo la primera vez que fui a un club de intercambio de pareja. Me sentía tímida, incómoda y fuera de lugar, ya que yo no era exhibicionista como las personas a mi alrededor. Más tarde me vi tomando una copa con el chico con el que iba y comprobando que las parejas allí estaban teniendo sexo abiertamente. Me daba vergüenza al principio pero poco a poco empecé a mirar y aprender. Mirar a una pareja real “follando” y descubrir que tienen un lenguaje privado de caricias, susurros y besos, es siempre mucho más interesante que el mecánico ajetreo de aburridos profesionales en el porno actual. En aquel club de intercambio, comprobar como otras tantas personas podían mirar si querían, fue una experiencia erótica intensa. Me sentí del todo tranquila mirando, porque entendí que aquella pareja hubiera estado haciendo lo mismo con mi presencia o sin ella. Podía estar allí y mirar, y no preocuparme lo más mínimo de si debiera o no hacerlo. Tuve otra experiencia voyeurística digna de mención en el festival erótico de Barcelona. Strippers famosos y estrellas del porno subieron al escenario y empezaron a bailar y quitarse la ropa. Una vez desnudos el sonido creciente de cámaras y flashes llamaba la atención. A continuación los artistas tenían que elegir a alguien entre el público e incluirlo en su actuación. Las chicas hacían de […]

    Fetiche de ropa transparente

    La ropa transparente, así como una prenda hecha de encaje, malla o tela muy fina, que permite ver claramente el cuerpo de quien la lleva, o su ropa interior, caso que la haya. Antes de la década de los 80, esta clase de prendas era todavía tabú, incluso entre famosas y ambientes de moda. La tendencia cambió a finales de los 80 a raíz de la fuerte influencia de series de gran audencia como Dallas o Dinastía. En los 90, bragas y sujetadores de este tipo tuvieron una presencia pasajera. Finalmente aunque siguen despertando cierta polémica, los materiales transparentes se prodigan en las pasarelas de moda desde 2006. En esta serie exploré las posibilidades de una transparencia oscura para enseñar y ocultar al mismo tiempo. La tela estirada y recogida a lo largo de todo mi cuerpo, pero fina y pegada a él, formaba pliegues fugaces, y aunque me sentía vestida sabía que bajo los focos mis pechos y pezones quedaban en evidencia, y que mi pelo liso rojizo brillaba de forma radiante. El efecto que causó el tanga fue mucho mejor lo que imaginaba, quedaba pefecto y mucho más provocador a través de la transparencia que si hubiese estado desnuda. Sentía la tela fina pegada a las piernas, y junto a los tacones altos las estilizaba y hacía aún más elegantes que de nunca. [nggallery id=9] Fotos Yuky.  

    Las medias de malla

    El fetiche de las medias de malla tiene su propio niche dentro del mundo del fetichismo sexual. Son tersas medias de rejilla, con una forma de diamante que se usa para todo tipo de medias, pantys y bodys. Las medias de malla parecen realzar hasta la última curva de las piernas y también les hace parecer más delgadas y más largas debido al patrón repetido. Realzan la belleza de unas largas y sensuales piernas. Al carecer unas piernas que llevan medias de malla, la mano se siente la resistencia del tejido, junto a la suavidad de la piel debajo de ella, la contradicción de texturas nunca deja de sorprender. Esta sesión de fotos, el fotógrafo YUKY quería enfocar en las texturas transparente para una presentación que se presentará en el evento de Pecha Kucha en Barcelona el 6 de mayo de 2011. Me encantó la combinación de medias de rejilla rotas de color negro con las bragas de color rosa debajo, da al conjunto un morbo indiscutible para despertar el desea a quien lo vea. Para dar un toque “burlesque” saque mis cubrepezones rojos y mis guantes de tercio pelo negro, que dan al conjunto un añadido más sensual y sexy, si cabe. [nggallery id=5] Fotografía YUKY

    Peliroja peligrosa

    Según un nuevo estudio, nunca hasta hoy ha sido el mejor momento para ser una pelirroja peligrosa. Su autor, un experto en la genética sexual, ha comprobado que el cabello pelirrojo no ha sido tan de moda desde la época de la Reina Isabel I de Inglaterra. En toda Europa, se ha notado un incremento en mujeres que quieren fingirlo para formar parte de la revolución roja, pidiendo tinte rojo en las peluquerías. Además, en los supermercados, las ventas de tinte rojo ha subido un 20% en el último año. Las pelirrojas naturales, que han sufrido toda su vida, por fin pueden relajarse, disfrutar de este gran momento y esperar que dure mucho tiempo. Fotografía Lars Koudal En estas fotos se puede apreciar mi cabello rojo salvaje y mis labios rojos.

    Fetichismo por el pelo largo

    La Tricofilia o fetichismo del cabello es una parafilia en la cual la excitación sexual es alcanzada por admirar y acariciar el cabello de otra persona. La afición o entusiasmo por el pelo puede tener diferentes vertientes: Tocar y acariciar suavemente el cabello, el pelo largo, mojado, flequillo largo, pelirrojas (con el fetiche añadido de las pecas), etc… La excitación se puede producir mediante el contacto físico o la visualización del cabello, y a veces puede incluir el vello púbico, vello axilar y pelos en la piel. Según varios estudios, el pelo juega un rol muy importante en la selección natural. Un cabello largo y sano es una señal de la fertilidad, la juventud y la salud. Dado que el cabello humano crece muy lentamente, el pelo largo es una prueba visual de años y años de salud y bienestar. En ocasiones un pelo largo se asocia con la sexualidad femenina. Siempre he llevado el pelo largo y me encanta por su versatilidad, cuanto más largo más parece ser un accesorio fetichista. Si lo llevo suelto casi tapa mis pezones pero si lo recojo, expone todo mi cuello y mi nuca a ojos de quien quiera admirarlo. Fotografía YUKY. Para más fotos Members Area.  

    El guingán

    Sorry pero este post solo está disponible en English. Ayudame a traducirlo!!! venus@venusohara.org fotos Daniel Bauer My love/hate relationship I have with gingham began in my formative years. I hated it to start with because I had no choice about wearing it; I was forced to, every single lesson. It was geometric and impersonal; its lack of distinctiveness made it the perfect uniform. It came back into fashion for grown-ups recently, so I bought some out of pure nostalgia. Nowadays it seems illicit and against the rules to wear it; the fetishistic buzz I get when I slide it on is incredible and now I love it. It only took me a short time to understand why gingham is such a major turn-on for some people, me included. A gorgeous young woman looks even younger when she puts on a gingham blouse.The rich combination of her youthful clothing and a conflicting sense of sensual experience, gained over time, causes such erotic confusion and visual pleasure in the eye of the beholder that I never get tired of exploiting it for my own enjoyment. When I remember the delighted voyeurs in the park who hid behind trees to steal glances and enjoy lingering stares at me while these pictures were shot, I can’t stop smiling. Photography by Daniel Bauer Enjoy! Venus O’Hara

    Pin It on Pinterest