Un antifaz es el primer objeto que deberías usar si quieres iniciar el BDSM con tu pareja. Suena muy sencillo pero el poder de un antifaz no debe ser subestimado. Se puede usar una bufanda o cualquier tela que tengas en casa. También se puede comprar un antifaz “para dormir” en cualquier farmacia.