Cosquillas

Aunque para mucha gente tanto hacer como recibir cosquillas es una experiencia placentera -incluso social- los fetichistas de las cosquillas van mucho más allá. Ellos experimentan una alta carga erótica al situar el acto en un escenario rigurosamente adecuado, y lo llevan a cabo sólo en condiciones bajo control en un marco final que resulta casi teatral. El fetiche de hacer cosquillas, o knismolagnia, es disfrutado por los fetichistas en exclusividad respecto a otras actividades que pueden considerarse preliminares al sexo. Para algunos, lo erótico o excitante se centra exclusivamente en el cosquilleo, siendo el sexo algo secundario o incluso redundante. Para los fetichistas más avezados, los juegos de cosquillas pueden verse mejorados por la inclusión de algún tipo de limitación física sobre la persona a cosquillear, tanto para protegerse como para evitar interrupciones en el juego. Además de atada, esa persona también puede tener los ojos vendados a fin de aumentar su ansiedad y añadir así el elemento sorpresa. Las zonas ideales para las cosquillas suelen ser los pies, el ombligo, las axilas, los senos, los pezones, las costillas, los costados, el estómago y los genitales. Las zonas erógenas son especialmente receptivas a las cosquillas, no estando en este caso necesariamente asociadas a la risa o el movimiento brusco. La intención del fetichista es el uso continuado del cosquilleo que induzca a retorcerse, hacer movimientos incontrolados y provocar reacciones verbales involuntarias al respecto.

    Reseña Caress – Un estimulador de clítoris revolucionario de Adrien Lastic

    Lo que más extraño de tener sexo regular, es decir a menudo, son las caricias. Los encuentros casuales tienden a ser muy frenéticos y temporales para mi gusto. Normalmente prefiero una exploración corporal táctil total de mis zonas más sensibles. Pero yo normalmente voy directo al clítoris, saltando mis zonas erógenas, incluso cuando estoy sola. No hay que decir que esos lugares aún desean parte de mi atención. Después de todo, no es solo una cuestión de tetas y trasero.

    La perspectiva de una ticklee

    El tickler paparazzo necesita lograr un balance entre su cámara con una mano mientras me hace cosquillas en los pies con la otra. No es fácil, y ser ambidextro es una gran ventaja. Tal y como él me dijo: “Ahora tengo las dos manos libres para hacerte cosquillas más intensas”. Me encantaba notar cómo sus grandes manos esculpían y rozaban mis pies atados para hacerme cosquillas. El contraste de sus palmas y dedos morenos con mis dedos pálidos hacía que mis pies se vieran finos y delicados.

    Los mejores juguetes de fetichismo de cosquillas

    En algunos kits de BDSM, los aparatos de cosquilleo de plumas que se incluyen no funcionan bien; proporcionan un poco de diversión y relajación para quien recibe las cosquillas, pero ya está. Si quieres hacer cosquillas a alguien de la manera apropiada, entonces debes considerar usar otro tipo de objetos. Los fetichistas de cosquillas de verdad lo hacen sin plumas mundanas ni pequeñas pelusas. Ellos saben qué juguetes fetichistas de cosquillas producirán los resultados deseados.

    La atracción de las plantas arrugadas (Fetichismo de pies)

    Para la mayoría de las personas, las arrugas son inevitables, además de ser una señal negativa de hacerse mayor. Nuestra sociedad tiene la consciencia cada vez más basada en imágenes, y está gobernada por los estándares de juventud imposibles que ha establecido la cultura popular. Los rellenos cosméticos y el Botox suelen usarse para intentar cubrir la realidad de las arrugas. El Photoshop y los filtros pueden asegurar nuestra frescura fotográfica mientras esas cremas antiarrugas omnipresentes se ocupan del resto.

    ¿Eres tickler o ticklee? (Fetichismo de Cosquillas)

    En el mundo del fetichismo de cosquillas, un tickler es una persona que hace cosquillas, mientras que ticklee se refiere a quien las recibe. A pesar de mi naturaleza dominante, me permito disentir en las citas con cosquillas. En esas ocasiones, prefiero ser quien las recibe, es decir, la ticklee.

    Mis pies necesitan atención

    Han pasado más de cuatro años desde mi última sesión de fotos de pies con MrTickleBCN. En aquel entonces, mis conocimientos del fetichismo de pies y cosquillas no eran tan avanzados como ahora. Muchas cosas han cambiado desde entonces, sobre todo en cuanto a mi percepción de mis pies. De hecho, diría que mi conciencia del valor erótico inherente de mis talones, tobillos, plantas, arcos y dedos de los pies ha aumentado bastante. Se me hace raro pensar en aquella sesión ahora. En aquel entonces, yo llevaba medias porque me daba vergüenza mostrar mis pies desnudos; nunca pensé que mis pies podrían resultar sexis en absoluto. Sin embargo, algo maravilloso y extraño ha ocurrido en los últimos doce meses. He estado publicando selfies de mis pies en las redes sociales y no puedo creer la cantidad de atención virtual que mis pies están recibiendo. Y es gracias a muchos fetichistas de pies que por fin he empezado a amar a mis pies. Ahora que entiendo mucho más, mis pies ya necesitan otro tipo de atención, más personalizada. Naturalmente volví a pensar en MrTickleBCN y decidí ponerme en contacto con él con el pretexto de una sesión fotográfica. Así podría crear imágenes para publicar en mi web, aunque no era absolutamente esencial; lo que más deseaba era el contacto físico. Entonces, le escribí: «Mis pies necesitan atención.» Entré en detalle acerca de mi mayor conciencia del potencial erótico de mis pies y mi necesidad de crear contenido de pies y cosquillas para mi web. esposas: Pecado Original Él contestó: «Lo sé, he estado siguiendo su progreso.» «¿Me puedes ayudar?» «Sí, pero ¿crees que estás preparada para sentir mi lengua?» No lo dudé ni un segundo: «Lo estoy.» Entonces me puse a […]

    Reseña estuche para el Día Internacional de la Mujer de Libere Tandem

    A pesar de ser bastante desordenada, mis sábanas están siempre limpas – más o menos. Leí en la prensa británica recientemente que según una encuesta, la mayoría de la gente cambiaba las sábanas cada tres semanas. Esto me parece asqueroso, sobre todo dado todas las cosas que pueden suceder dentro de una cama durante este tiempo. Yo suelo cambiar mis sábanas cada fin de semana durante épocas de sequía. Pero si sé o sospecho que voy a tener sexo, siempre hago el esfuerzo de tener una cama limpia. Después de unos noche de pasión, me encanta esperar unos días antes de volver a cambiarlas, ya que me encanta disfrutar las feromonas de mi amante lo máximo tiempo posible. Pero por supuesto, si se trata de una época ‘activa’ creo que es primordial cambiarlas antes del amante siguiente. Sin embargo, si no tienes tiempo de cambiarlas, este spray para las sábanas de Libere Tandem te podría ayudar. Forma parte de un estuche especial para el Día Internacional de la Mujer creado por Libere Tandem.  Lo he usado cada noche desde que lo tengo y va genial. Además funciona mejor en sábanas que llevan un par de días en la cama. Es aconsejable echarlo en las sábanas antes de dormir y volver a tapar la cama. una vez que te acuestes, volverás a notar el aroma. Además volverás a notarlo si sudas en la cama… mmm   Confieso que no tengo la costumbre de celebrar el día Internacional de la Mujer, pero es […]

    Reseña estuche BDSM de Libere Tandem: Desayuno con bondage

    Fue un lunes por la mañana cuando quedé con las chicas de Libere Tandem en un café para hablar sobre el BDSM y para presentarme su estuche para fetichistas. Huelga decir que la conversación me despejó bastante más que el café americano que estaba tomando: nada más ver los objetos en la mesa, mi imaginación se encendió al pensar en cómo, cuándo y con quién los utilizaría. El proyecto LIBERE TANDEM inicia en 2013 de la mano de tres mujeres emprendedoras, con el objetivo de crear estuches de regalo de calidad, con una elegante presentación. El estuche BDSM contiene cuerda suave, un plumero, un fular, un látigo, y pinzas. Ofrece muchas posibilidades para muchos juegos de dominación y sumisión. Látigo – ideal para latigazos ligeros, o para recorrer por el cuerpo y hacer cosquillas. Aspecto elegante y mango muy ergonómico. Además me encanta el sonido que produce ¡Plas! Perfecto para los que no quieren experimentar con el dolor fuerte. Pinzas – Atrevida cadena con pinzas de acero recubiertas. Confieso que no me gusta mucho experimentar con las pinzas, pero para los que sí, estas son ajustables y recubiertos de silicona. Pluma natural Ideal para juegos de cosquillas. Tacto muy suave: perfecto para combinar con el bondage por ejemplo, puedes atar los tobillos de tu sumiso y pasar la pluma por las plantas del pie. 10m de suave cuerda en dos madejas.  2 cuerdas negras de alta calidad con tacto muy, muy suave. No irrita la piel y no deja muchas marcas de compresión. Es ideal para juegos de bondage, o […]

    Castigo de cosquillas

    Se acaba el año, pero el efecto de Cincuenta sombras de Grey perdura.  Parece que todo el mundo se ha enloquecido por el fenómeno Grey, el significado del BDSM y el uso de esposas, látigos y bolas chinas…  Parece todo muy serio, me pregunto si hemos olvidado como divertirnos en la habitación en un contexto de BDSM… Es posible disfrutar del BDSM sin dolor y con muchísimo humor… Recuerdo la primera vez que participé en una sesión de fetichismo de cosquillas. Tenía mis tobillos atados a una barra metálica y el fotógrafo me hizo cosquillas en las plantas de los pies.  Mientras estaba sentada en una silla de oficina con los ojos vendados, sentí mucha anticipación para la próxima cosquilla… El fotógrafo quería sacar el máximo provecho de la sesión y usar sus «herramientas» especiales conmigo.  Después me enteré que era un cepillo de pelo, que me produjo una sensación extrañísima en los pies. Sólo recuerdo lo mucho que me había reído mientras que me hacía fotos. Las plantas de mis pies nunca habían tenido tanta atención. Había cosquillas fuertes, suaves y caricias en los pies. Me mordí el labio, apreté los dientes y traté de resistir las cosquillas, pero no paré de reírme con placer perverso cuando menos me lo esperaba. No hubo tiempo para posar y pensar en mis mejores ángulos o poses. Cuando vi las imágenes, no pude evitar reírme de nuevo.   [nggallery id=58] Fotos  Stephane.

    Mis 5 fetiches favoritos

    Aquí están mis cinco fetiches favoritos: El antifaz Me encantan los antifaces porque puedo ser vaga y esperar que alguien aplique sus toques, caricias y aliento a áreas inesperadas y sensibles de mi cuerpo. La incapacidad de ver y anticipar el próximo movimiento sólo acelera mi deseo y me hace ansiosa por seguir con el juego. Los azotes (spanking) Me encanta el spanking, pero se tiene que hacer de una manera muy específica y concreta. Se debe comenzar un juego de roles, para implicarnos a los dos, para a continuación, alternar caricias y suaves palmadas en las nalgas. Es divertido tanto dar como recibirlas. Me encanta la tensión de los momentos entre los azotes. Bragas Nunca se pueden tener demasiadas bragas. Algunas mujeres son fetichistas de los zapatos, otras de bolsos de mano o de cualquier otra cosa. Me encanta todo tipo de bragas, siempre sexys y adecuadas para las diferentes situaciones. A pesar de tener más de doscientos pares, escoger las bragas adecuadas siempre es todo un reto. Las cosquillas Me encanta lo relajante que puede ser una sesión de cosquillas. Los fetichistas de cosquillas saben cómo pueden romper el hielo. Los silencios incómodos se sustituyen por repentinos ataques de risa. Al igual que los azotes, las cosquillas también se basa en la tensión entre las cosquillas, la anticipación y la liberación emocional, de manera similar a la sensación de sentir después de un masaje muy bueno. Photo stephan.carbonmade.com/ Fetiche pelirrojas Mi piel blanca, pecas y pelo rojo van […]

    Fetichismo por las cosquillas

    Este set de fotos fue mi primera sesión del fetiche de cosquillas. Tengo los pies muy sensibles y no sabía cuántas cosquillas aguantaría. Mi objetivo era producir unas fotos que capturasen todas mis reacciones naturales a las cosquillas inesperadas en las plantas de mis pies. Normalmente, una modelo posa para la cámara de manera practicada y premeditada… Sin embargo, esta vez, el valor de las imágenes de esta sesión de cosquillas eran mis respuestas espontáneas capturadas en el momento preciso. Sin duda, no son mis expresiones más guapas, pero se trata de mostrar la honestidad de mi risa. Llegué al estudio del fotógrafo y le mostré mi colección de medias. Habíamos acordado que par podría ser una parte importante del éxito de la sesión. Él me explicó sus ideas para el escenario que incluyeron sentarme en una silla de oficina y atarme los tobillos a una barra metálica horizontal y colocar una venda en los ojos. Cuando comenzamos, el fotógrafo utilizó su mano haciéndome cosquillas. La tensión deliciosa entre las pausas y sus cosquillas me recordó a ser azotada. Cuando ya no aguantaba más cosquillas se lo dije y se paró. Cuando ya estaba preparada de nuevo, me comentó que iba a usar su «secreto incrementa cosquillas» y debido a la venda de los ojos, no tenía ni idea de lo que podría ser… A pesar de sus habilidades, empecé a hacerme más y más resistente a sus cosquillas, pero aún así, después de una hora estaba agotada. Cuando por […]

    Pin It on Pinterest