Bragas

Muchos fetichistas tienen preferencia por las bragas de mujer por encima de cualquier otro objeto fetiche. La erotización de esta prenda interior puede alentar comportamientos que incluyen la colección e intercambio de material impreso o electrónico mostrando exposición accidental de bragas o muestra directa y contacto físico, generalmente de naturaleza explícita, como caricias y olfateo. No es la visión de desnudez lo que precisamente interesa al fetichista sino más bien la ocultación de la misma a través de ropa interior ajustada, en general blanca y preferiblemente de algodón. Aunque otros tejidos y estilos pueden ser parte de este fetiche, rápidamente acaban dando paso al look más clásico. Un punto álgido en el fetichismo de bragas puede darse al estirarlas hacia arriba desde la parte frontal especialmente. De este modo la forma del sexo femenino queda marcada y puede ser apreciada claramente a través de la prenda. Este efecto es lo que en inglés se conoce como “camel-toe” (pezuña de camello) Es en el impacto visual donde realmente reside el sentido de esta perversión. En lugar disfrutar de imágenes preparadas de posados en bragas, algunos fetichistas prefieren imaginar a una joven que por accidente les proporciona una visión fugaz de lo que en realidad son sus bragas. Esto dura sólo un instante. Es esa emoción ilícita, a menudo previsible pero sólo a veces disfrutada en público entre multitudes indiferentes o pasajeros, lo que continúa inspirando numerosas y poderosas fantasías sobre bragas.

    Reseña: Lencería para provocar a los vecinos voyeurs

    ‘Te queda muy mona la toalla en la cabeza después de la ducha.’ me dijo un vecino cuando crucé con él en el supermercado. ‘Pero, ¿cómo lo sabes?’ pregunté algo confundida. ‘Es que te veo desde mi habitación’ contestó con una sonrisa. Me sentí avergonzada de repente, preguntándome qué más podía ver.

    El arte de ir sin bragas

    Me hizo gracia cuando descubrí recientemente que era la dueña de cuatrocientos pares de bragas. No podía evitar ver la ironía ya que prefiero ir sin bragas cada vez que surja la oportunidad. No es algo que hago muy a menudo; lo reservo para ocasiones especiales como una cita por ejemplo. Debo confesar que, para mí, no hay nada como la sensación de una brisa fresca que acaricia mi desnudez; es sorprendente, estimulante y excitante. Dejar mi flor “respirar” no sólo es una manera excelente de estimularme, sino que hay muchos que consideran que es más sano: está claro que llevar unas bragas sintéticas con vaqueros estrechos no es nada bueno para la zona. Por muy tentador que puede ser ir sin bragas en verano, la verdad es que es muy arriesgado hacerlo con ropa ligera porque no quiero que todo el mundo se entere de mi estado de desnudez. Lo mejor es hacerlo en invierno con una falda hasta la rodilla y unas medias con liguero por debajo. Para mí es una de las experiencias más sensuales que hay. Por supuesto, lo mejor de ir sin bragas es ese momento de revelar mi secreto a un amante:  puede ser por dejabo de una mesa en un restaurante o donde sea.  Cuando estoy en casa siempre voy sin bragas. Incluso cuando estoy ordenándolas en sus diversos colores y estilos. Para mí, lo difícil no es escoger cuales voy a ponerme, sino que  la gran pregunta siempre es si voy a llevar bragas o […]

    Mis mejores ‘belfies’

    La primera vez que escuché la palabra ‘belfie’, no entendí lo que significaba. Al ser una gran fan de los selfies, me di cuenta que llevaba mucho tiempo publicando ‘belfies’ en las redes sociales en mis ‘good mornings” en twitter y tumblr, sin saber que tenían una palabra especial. Se trata de un selfie del culo. Es decir auto-retrato con un smartphone o tablet de las nalgas. La “b” proviene del inglés; buttocks, bum, bottom, butt, que son todas palabras para el culo. Lo bueno de los belfies para mi es que un poco esfuerzo tiene mucho impacto. Para ver más belfies, acceda al  MEMBER’S AREA Members | Billing Support

    Mi fetish por la lencería

    Me encanta la ropa interior. Después de añadir 15 bragas y 8 sujetadores nuevos a mi colección en Navidad, tuve que idea. Desde enero,  he estado publicando una foto de lencería todos los días, en Instagram, Tumblr, Twitter y Flickr y todavía no he repetido las bragas. Dependiendo del día, puedo elegir la ropa interior que se ve sensual o en plan geek, inocente o sensual. Tengo mucho para elegir. Hace tiempo llegué a la conclusión de que nunca se puede tener demasiado ropa interior.     Ahora tardo mucho más en vestirme por las mañanas, pero vale la pena.   Si quieres seguirme: Instagram Twitter @venusohara Tumblr Flickr  

    El látex y el cuero

    El látex y el cuero son materiales que suelen ser asociados con la moda fetish. El cuero es una sustancia natural que normalmente tiene un aspecto mate mientras que el látex requiere un ritual de aplicar abrillantador para conseguir el efecto deseado. En estas fotos, tuve la oportunidad de llevar látex y cuero al mismo tiempo. Aunque en realidad, no fue planificado, solo que tenía frío durante una sesión de fotos con lencería de látex de Madrubb y me puse mi chaqueta de cuero y el fotógrafo empezó a disparar. [nggallery id=55] Fotos de Guy Moberly

    Mi Instagram Fetish

    Cuando me enteré de Instagram no tenía ni idea de lo fetichista que podría ser. Normalmente cuando hago una sesión de fotos, tengo que depender del talento de un fotógrafo y esperar unos días después de la sesión para obtener las mejores imágenes. Sin embargo, con Instagram, el proceso es muy rápido. En tan solo unos segundos, puedo hacerme una foto y compartirla por todas las redes sociales. Para mí, el fetichismo existe en todo lo que nos rodea, si lo percibimos o no. Fuera del ambiente controlado y controlador de un club o de la escena fetiche, no faltan oportunidades visuales para un fetichista: Un sujetador visto a través de una blusa, ver las bragas de una chica que va en moto, un agujero en unas medias debajo de una falda…   Para el espectador ocasional, gracias a Instagram, se puede compartir todos estos momentos espontáneos.       Sígueme en Instagram para compartir mi Instagram fetish.  

    Loca por el látex de MadRubb!

    El látex me vuelve loca. Llevarlo es puro placer fetichista. Recuerdo cuando esperaba el paquete de látex de MadRubb. Estaba haciendo una sesión de fotos y me preguntaba si el paquete llegaría durante la sesión, pero no fue así. Después de la sesión tenía ganas de una siesta, sin embargo justo cuando el paquete por fin llegó. De repente tenía más energía y ganas de probarme las prendas de látex en seguida. La idea era de hacer otra sesión de fotos con látex para la portada de la revista BeDeSeMe. En esta sesión, llevaba un conjunto de lencería de látex. No fue mi intención hacer las fotos topless, pero no encontraba mis pezoneras. La sensación de aplicar el abrillantador a las bragas de látex, mientras que los llevaba todavía es difícil de explicar. Noté el frío a través del látex, pero sentí la presión de la mano de mi asistente. Cuando estaba lista para el fotógrafo, que no era sólo el placer que sentía. Yo estaba loca. Loca por el látex de MadRubb. Fotos Guy Moberly. Conjunto de lencería de látex by MadRubb [nggallery id=49]

    Las bragas de Bridget Jones

    Hace unos años nunca me hubiera imaginado que me gustaría llevar unas bragas de talle alto. Tenían fama de ser muy poco sexy, sobre todo después de aquella escena icónica en “El Diario de Bridget Jones”. Bridget, interpretada por Renée Zellweger, tenía el dilema a la hora de escoger sus bragas antes de una cita con Hugh Grant. ¿Se elige ropa interior provocativa, sexy o las bragas enormes para contener sus amplias curvas? En aquel tiempo, esas bragas representaban todo lo que ninguna mujer aspira a ser. Ahora, todo ha cambiado. Ahora las bragas de talle alto han llegado a ser sexys. Recientemente, durante un viaje a Londres, fui a Marks and Spencers con el objetivo de encontrar las bragas más “de abuela” que podía encontrar. Tenía como reto hacerlas sexy en una sesión de fotos. Eran mucho más sexys de lo que esperaba y me encanta la forma en que me quedan. Las bragas de talle alto han avanzado mucho desde “El Diario de Bridget Jones”. [nggallery id=42] Fotos Guy Moberly.

    ¿Se me ve el culo grande?

    ¿Se me ve el culo grande? Esto es lo que preguntan las mujeres a sus parejas cuando prueban su ropa nueva. Para mí, si mi culo NO se ve grande en un nuevo pantalón, lo devuelvo a la estantería en seguida. Hay hombres que les gustan los pechos, otros que tienen preferencia por unas piernas y otros que se mueren por un buen trasero. Por esto, Jennifer López, Beyoncé y Kylie Minogue han tenido tanto éxito con los fans de los culos. Sin embargo, no acabo de entender la obsesión por el trasero de Pippa Middleton en absoluto. Después de la Boda Real británica, hemos visto que hay más regímenes y ejercicios en la prensa para tener un culo como ella cuando ni siquiera tiene curvas. Soy muy exigente cuando compro bragas, tienen que halagar mi trasero. Cuanto más grande se vea, mejor. Me encantan estas bragas con encaje y apertura trasera, Para saber lo buenos que son, HAGA CLIC AQUÍ Fotos Andrew O’Hara.

    Como aprovechar de los regalos no deseados

    Para mí, la definición de un regalo ideal es aquel que no te imaginabas que querías o necesitabas. Al quitar el papel de regalo ver que te gusta instantáneamente. Por otra parte, ir una tienda para que me compren el “regalo que quiero” quita todo el valor de la sorpresa. Hay regalos de “bajo riesgo” como los calcetines: Todos necesitamos calcetines pero raramente producen emoción cuando los desenvuelves. Esta Navidad, yo estaba esperando un regalo sorpresa de ropa interior de un fan. Ya que soy fetichista de la ropa interior, adoro recibir nuevas piezas. Nunca podría tener demasiada ropa interior. Para mí, me da igual el precio, solo me importa si es halagador. Abrí el papel de embalaje y encontré la prenda en cuestión dentro. Eran unas bragas retro hechas de un material sintético que no reconocí. Estaban destinadas a una silueta de reloj de arena, cosa que definitivamente no es la figura que tengo. Yo daba por sentado que cualquier verdadero fan sabría eso. Tenía el dilema de ir a la página web del fabricante para comprobar su política sobre las devoluciones. Así, podía evaluar si valía la pena mandarlos de vuelta a mi fan para obtener un reembolso y que me compre algo mejor. Cuando se le conté el problema que tuve con su regalo, elegí mis palabras con mucho cuidado, pero se puso de mal humor de inmediato. Me hizo una pregunta que me sorprendió: ¿No pensabas que a lo mejor te las envié porque a mí […]

    Adiós al tanga

    El tanga es casi una cosa del pasado –y para muchos esto es una buena noticia. Halagan solo los mejores culos pero no hacen mucho por los demás. Ahora, los tangas son mal vistos y las ventas han bajado muchísimo por la popularidad creciente de otros cortes de bragas, sobre todo las bragas de estilo brasileño. Antes, el tanga era la única braguita que prevenía el “VPL” visible pantyline – cuando se ve la bragas a través de la ropa. Sin embargo, gracias a avances en la tecnología de los tejidos de las bragas, ahora todos pueden. En un momento de mayor tensión debido a la crisis de la eurozona, el final del tanga nos da algo menos para preocuparnos. Las mujeres pueden llevar pantalones cortos de talle bajo con tranquilidad y los conductores pueden relajarse más cuando van detrás de chicas en moto con whaletail (cola de ballena). Hace unos años, solo tenía tangas en mis cajones de ropa interior. Mi peor experiencia con un tanga pasó un verano cuando me bajé en mi parada de metro. Una mujer se acercó y me miró como si quisiera pedir disculpas por algo. Me dijo que la cremallera de mi falda estaba rota… Me di la vuelta para comprobarlo y vi que la cremallera se había abierto y mi tanga era visible. ¿Quién sabe cuánto tiempo había estado así? Estos días, mis tangas pasan la mayor parte de su tiempo en mi cajón superior, pero no tardaré en llevarlos de nuevo. […]

    Como ser un buen esclavo

    No es fácil ser un buen esclavo. Incluso los mejores cometen errores – a veces intencionalmente. Para la primera – y última – vez, aquí están mis diez mandamientos de cómo ser un buen esclavo. 1. Entiende que tu diosa siempre tiene la razón. No deberías nunca cuestionarla ni contradecirla de ninguna manera. 2. Un buen esclavo debe estar siempre dispuesto a servir en todo momento, incluso cuando su Diosa está durmiendo. 3. Todos sus ingresos disponibles deben estar disponibles para su Diosa para utilizar en cualquier forma que ella considere conveniente. 4. No te quejes nunca. Cállate y sirve, sirve, sirve. 5. Siempre haz más por su Diosa de lo que ella pueda esperar. Esto puede impresionarla lo suficiente como para que ganes algún privilegio. 6. Siempre escucha con atención a los detalles y no te equivoques nunca. 7. Adora a tu diosa y date cuenta de cuan afortunado que eres. 8. No exijas nada nunca a tu diosa. Cualquier cosa que recibes de ella es un gran regalo. 9. No muestres nunca ningún signo de libre voluntad 10. Nunca amenaces tu diosa con dejar de adorarla. Este es el peor de todos los posibles crímenes de los esclavos. Como un “switch” natural, de vez en cuando disfruto interpretando el papel de sumisa en lugar de mi estado preferido de domina. Me arrodillé y asumí una pose de sumisa clásica pero después de un corto tiempo, mis rodillas empezaron a sentir dolor e incomodidad encima del mueble de madera. […]

    Mis 5 fetiches favoritos

    Aquí están mis cinco fetiches favoritos: El antifaz Me encantan los antifaces porque puedo ser vaga y esperar que alguien aplique sus toques, caricias y aliento a áreas inesperadas y sensibles de mi cuerpo. La incapacidad de ver y anticipar el próximo movimiento sólo acelera mi deseo y me hace ansiosa por seguir con el juego. Los azotes (spanking) Me encanta el spanking, pero se tiene que hacer de una manera muy específica y concreta. Se debe comenzar un juego de roles, para implicarnos a los dos, para a continuación, alternar caricias y suaves palmadas en las nalgas. Es divertido tanto dar como recibirlas. Me encanta la tensión de los momentos entre los azotes. Bragas Nunca se pueden tener demasiadas bragas. Algunas mujeres son fetichistas de los zapatos, otras de bolsos de mano o de cualquier otra cosa. Me encanta todo tipo de bragas, siempre sexys y adecuadas para las diferentes situaciones. A pesar de tener más de doscientos pares, escoger las bragas adecuadas siempre es todo un reto. Las cosquillas Me encanta lo relajante que puede ser una sesión de cosquillas. Los fetichistas de cosquillas saben cómo pueden romper el hielo. Los silencios incómodos se sustituyen por repentinos ataques de risa. Al igual que los azotes, las cosquillas también se basa en la tensión entre las cosquillas, la anticipación y la liberación emocional, de manera similar a la sensación de sentir después de un masaje muy bueno. Photo stephan.carbonmade.com/ Fetiche pelirrojas Mi piel blanca, pecas y pelo rojo van […]

    Ir sin sujetador

    Hace años, cuando todavía estaba en la universidad, era la definición de una estudiante pobre y mi mejor amiga era igual. Siempre estábamos buscando la manera más barata de divertirse tanto como podíamos. Un día, en una tarde particularmente calurosa y soleada, se nos ocurrió una idea. Asaltamos la caja de primeros auxilios de la residencia universitaria y sacamos el algodón. Lo enrollamos en bolitas y las colocamos en los extremos de nuestros pezones por debajo de un top muy fino y por supuesto – sin sujetador. Y decidimos hacer “un experimento sociológico”.   Íbamos por todo el campus con nuestros pezones exagerados impudentes para ver si la gente nos miraba las tetas. Empezamos a contar las miradas de los estudiantes y profesores que se cruzaban con nosotras… Me acordé de aquel verano, cuando me preparaba para esta sesión de fotos y vi mis senos en el espejo cambiante. Mi apartamento estaba un poco frío y mis pezones estaban duros y erectos. Me puse mis mejores tacones, mi ropa interior negra más sexy y una blusa negra transparente, que era lo suficientemente abierta como para lucir mi escote y desviar cualquier mirada hacía él. Photos by Yuky.  

    Lencería en la playa

    Me puse lencería en lugar de bikini en la playa de Barcelona y mientras iba posando para el fotógrafo notaba la fría arena en mi vientre blanco. Como buena pelirroja me cuesta pasar bastante rato en la playa en pleno verano, así que elegí mi momento en Enero y escogí mi atuendo acorde a ello. Me encanta la lencería que no combina, así que me aseguré de dar esa impresión con mi sujetador transparente de lunares, boy-shorts negros muy ajustados, medias hasta medio muslo y tacones altos. La imagen de los tacones hundiéndose en la arena a medida que caminaba por la playa, se quedó grabada en mi mente mientras el fotógrafo hacía su trabajo. Estando allí, el brillo del sol empezó a ser demasiado para mis verdes ojos y tuve que cubrirme la cara con mi cálido pelo rojo. Esto me llevó a jugar con la idea usando la venda de ‘Le Boudoir’ que llevo en mi bolso para situaciones de emergencia. A pesar de que sabía que había nudistas un poco más allá en la playa, me hice más consciente de ellos bajo la venda de encaje, mucho más incluso que si los hubiese visto mirándome. Me imaginaba que algunos de ellos podían estar fotografiando nuestra sesión para su ropio beneficio, algo que de ser así no me importaba. Simplemente posé y me aseguré de estar intacta, a salvo de las frías olas que desaparecían justo tras de mí, donde no llegaban a alcanzarme. [nggallery id=22]Fotos Yuky.

    Mi fetiche por la lencería

    Siempre he sido una gran fetichista de la lencería. Creo que nunca se puede tener suficientes ligueros, medias y sobre todo sujetadores, me encantan los sujetadores. Desde los push-up que realzan el escote, hasta los deportivos tan cómodos, pero sobre todo los transparentes que destacan los pezones duros. Todos, todos son importantes piezas en mi colección. El sujetador ideal puede hacer tanto por aumentar la autoconfianza y erotizar la imagen femenina que todavía me sorprende cómo muchas mujeres lo pueden comprar a ciegas y esperar resultados óptimos. Las bragas han evolucionado desde sus orígenes meramente funcionales, a una variedad de formas y diseños específicos que pueden adaptarse perfectamente a cualquier tipo de escena profesional o situación erótica. Esta variedad incluye “boy shorts”, tangas, cordones, bragas de talle alto, sin entrepierna y demás versiones retro. Los adornos pueden comprender diferentes tipos de detalles, lazos e incluso bisutería. Para ser sincera, siempre he querido tener unas de látex bien pegadas a mi piel. Llevar medias y liguero es algo que precisa de cierto tiempo y esfuerzo para conseguir el efecto deseado. Los pantys son algo más práctico, se pueden poner sin tener en cuenta otros aspectos como cómo de corta es la falda o si mis piernas están impecablemente depiladas o no. Últimamente me estoy haciendo fan de la lencería vintage. Con ella parece que lleves un sólido armazón de tela debajo de tu ropa. Las bragas de talle alto y el liguero de 6 tiras hacen que me sienta glamurosa y femenina, […]

    Suspensión

    El bondage en suspensión es algo que atrae a los fetichistas porque hace a la persona suspendida mucho más vulnerable cuando se encuentra incapacitada y sin posibilidad de escapar de sus ataduras. Si tratase de liberarse podría caer al suelo y hacerse daño, así que su ansiedad es aún mayor. Estar suspendido en un espacio abierto y amplio también convierte al sujeto indefenso en un objeto cuya absoluta impotencia puede ser tan eróticamente satisfactoria para él como para cualquier posible espectador que esté observándolo. La suspensión en amarre puede llegar a ser una forma de arte en algunas convenciones y clubs de temática fetichista. Particularmente quedé sorprendida por las performances que vi en alguno de esos clubs. Prefiero la suspensión sin dolor antes que la que utiliza ganchos y cadenas. Fue en la playa de Bogatell en Barcelona donde vi este gran entramado de cuerda y pensé que iba a plantear la suspensión por mí misma. [nggallery id=20] Aunque los tacones no son muy recomendables para escalar estas atracciones, combinaban perfectamente con mi minishort negros, camiseta de manga larga transparente negra también, así como las medias cortas que destacaban mis muslos blancos y puros para deleite de espontáneos fetichistas que pasaban por allí. Fotos Yuky.

    Bragas de látex

    Un glosario de fetiches que se precie no puede prescindir del látex y toda su imaginería, así que llegados a este punto vi que ya era hora de hacer mi primera sesión con esta temática. Al prepararlo todo me di cuenta de que hacía años que no compraba talco y a la que quise ponerme un poco, deseé no haberlo hecho – se puso todo perdido. Acabé con talco en el suelo, en las manos y mis zapatos. De todas formas funcionó y cuando por fin subí las bragas de látex por mis muslos hasta cubrir bien mi trasero, se ajustaron perfectamente. El olor del látex era más fuerte de lo que había imaginado y me recordó a los viejos equipos de buceo o las clases de natación. El día después de la sesión recibí una llamada del fotógrafo diciéndome que sus dedos todavía olían a látex, a pesar de que había tocado mis bragas sólo un momento para ayudarme a ajustarlas. Su mujer sospechó algo lógicamente. Lo más divertido de todo fue con el spray abrillantador que compré para sacar mejor partido a la prenda. Al principio me decepcionó un poco porque con el calor tenía que aplicarlo cada dos por tres. Enseguida entendí porque el látex es conocido como la segunda piel, porque con cada aplicación de abrillantador sentía frío, una suave caricia de frescor a través de las bragas de latex que me hacía estremecer. Así que cuando llegaba el calor de nuevo me entusiasmaba, porque con […]

    Ropa mojada

    Últimamente me suelen pedir series en que aparezca con ropa mojada. Planes de vacaciones un tanto horterillas ofrecen a menudo concursos de camisetas mojadas para atraer más público. Estos concursos cuentan con atractivas chicas jóvenes con estrechas camisetas empapadas en cerveza caliente o agua fría para el entretenimiento popular, porque aunque sigan vestidas, sus pechos quedan completamente visibles. Cuando comenzó esta sesión sólo me tomó unos minutos adentrarme en la típica fantasía masculina de ver a una secretaria sin falda completamente empapada. No importa mucho si a la chica le ha cogido por sopresa una tormenta o si se ha metido directamente en la bañera de un hotel tras una importante conferencia, con tal de que los requisitos fetichistas estén todos en su sitio. Esta escena tenía que acabar con mi pelo largo goteando, medias empapadas, gafas empañadas, y bragas blancas mojadas. Lo más importante de todo era que mi blusa tenía que quedar totalmente transparente bajo el agua fría, revelando la apariencia de mis pechos temblorosos, y el tamaño y forma de mis durísimos pezones. Al final funcionó tan bien y lo disfruté tanto que tengo la intención de hacer más sesiones con ropa mojada en cuanto me sea posible. Estoy impaciente por compartir con vosotros los resultados de mi sesión de ropa mojada. [nggallery id=18] Fotos: Andrew O’Hara.

    Bragas de talle alto

    No mucho tiempo atrás jamás me hubiese imaginado llevando unas bragas de talle alto. Las veía tan pasadas de moda e impopulares que no hubiese creído nunca que algún día querría unas. No obstante, la ropa interior retro está tan demandada ahora, especialmente los sujetadores bala de los años 50, corsés y medias, que realmente sentí la necesidad de tener un par de bragas negras ajustadas de talle alto. Tras encontrarlas y probármelas por primera vez, descubrí inmediatamente el porqué de la popularidad perdida. No son precisamente la cosa más fácil de poner y quitar como comprobé al ir al baño. Encontré una ventaja inmediata, sin embargo, tenía la sensación de vestir una armadura de tela debajo de lo que llevaba puesto. Era como tener un conjunto secreto debajo del exterior. Durante la sesión pensé que sería más sexy evitar las medias y dejar colgando los broches del liguero. A juego con sujetador negro, las bragas casi se convertían en body, abrazando mis curvas y enfatizando mi estilo vintage. Quería el look “cabaret”, así que recogí mi pelo y lo cubrí con un sombrero destacando así mi largo cuello blanco. Las bragas de talle alto se asemejaban tanto a una faja, que al verme reflejada comprendí más que nunca el poder del fetiche vintage. [nggallery id=16] Fotografía Yuky.

    Pieles en la playa

    Incluso para un fetichista de las pieles como yo, parece impensable que llevase pieles en la playa este Enero, más aún cuando noto el intenso calor en mi piel desnuda ahora en pleno Julio. Es fácil imaginar pieles en invierno pero en Barcelona hace sol incluso los días fríos y casi mejor que lleves unas gafas de sol en lugar de un paraguas en el bolso. La gente siempre me mira en la playa por mi piel blanca y por la manera en que mi pelo rojizo refleja la luz del sol. En lugar de un completo bronceado sólo consigo más y más pecas. Sentí sus miradas en mí cuando desabroché el abrigo de piel. La sensación se agravó cuando me quité la falda para descubrir mis piernas en medias y mis tacones. Era imposible caminar con un mínimo de elegancia en la arena con ellos. Una vez acostumbrada a la temperatura, decidí que era el momento de desprenderme del abrigo y mostrar mi ropa interior de algodón negro en combinación con un sujetador retro blanco de lunares. Resulta mucho más provocativo llevar lencería en la playa en lugar de bikini. Aunque llevaba más ropa me sentía más expuesta que si hubiese estado desnuda caminando. La gente espera ver naturistas de pie en la distancia, pero por momentos alucina viendo a una chica en medias en su lugar. [nggallery id=15] Photography by YUKY

    Escogiendo las bragas perfectas

    No es tarea fácil elegir la ropa interior adecuada para el día que amanece. A veces es imposible elegir con sensatez, sobre todo cuando eres fetichista de las bragas, como yo, y dispones alrededor de 100 distintas. En tal caso, la tarea es casi imposible. No obstante hay algunos factores que siempre deberían tenerse en consideración: Muchas mujeres eligen bragas acordes con el sujetador que llevan, también incluso si sólo guardan una ligero parecido. Por lo que a mí respecta, me encanta la lencería desconjunta y siempre apuesto por ella. Es muy importante elegir ropa interior que quede bien con la ropa que llevas, que no atente contra ella. Por ejemplo, las bragas con volantes nunca son favorecedoras y deberían evitarse, fuera del estudio del algún fotógrafo o algún que otro dormitorio. Las bragas con tendencia a destacar el “cameltoe” no son recomendables ni en el mejor de los casos. También me pregunto cuantas chicas se toman su tiempo por la mañana para hacer la prueba del “whale-tail” (cola de ballena) con sus tangas. Si no lo hicieran, nadie podría permanecer impasible al pasar detrás de ellas justo en el momento de inclinarse a coger una bolsa de guisantes en el congelador del supermercado. También es importante considerar si tu elección va a ser vista por alguien más, ya sea amante, doctor o paramédico, por ejemplo. Para mí, practicar deporte implica usar ropa interior cómoda, hacer una sesión de fotos requiere algo especial y mis montones de ropa interior de […]

    Medias mojadas

    No hay nada como la sensación de unas medias mojadas pegadas a tus piernas. Después de pisar un charco y mojarte las medias que habías elegido, estás deseando llegar a casa para poder quitártelas. Curiosamente eres mucho mas consciente de la sensacion de “mojado” cuando caminas, el hormigueo en los pies, la temperatura más fría en la piel, y la certeza de que te vas incomodando más y más con el pegado transparente de las medias, hagas lo que hagas y lo hagas donde lo hagas. Es diferente con las que se sostienen solas, la silicona en ellas hace que se peguen más, no menos. Llevaba tiempo deseando hacer una sesión con ropa mojada y cuando finalmente tuve la oportunidad, me lo pasé genial. Me encantó la sensación de la blusa blanca mojada pegada directamente a mis pechos y mis pezones duros, y la de las bragas transparentes pegadas a mi trasero. Cada vez que cogía frío, me sumergía de nuevo en el agua caliente, levantaba mis piernas en medias mojadas hacia afuera, las examinaba y me sentía complacida de tener unos tobillos tan finos. Quiero hacer más sesiones del fetiche de ropa mojada , y no pasará mucho tiempo antes de que tenga otra oportunidad. Por mucho que me encante el fetiche de la ropa mojada, no hay nada como el momento en el que finalmente puedo desprenderme de ella. Apunto mis pies hacia adelante en el momento de quitármelas, entendiendo en ese momento lo que los fetichistas de pies […]

    Ligueros retro

    Tratando de dar con el liguero ideal me di cuenta de que estaba ante una tarea mucho más complicada de lo que imaginaba. En general todos los que veía eran típicos, poco favorecedores y hasta vulgares. Quería algo atemporal, que no pasase de moda y descubrí que con la lencería retro es difícil equivocarse. Encontré el liguero perfecto en la web de “Kiss Me Deadly”. Su diseño vintage de 6 tiras era sofisticado, favorecedor y atemporalmente seductor. Me alegré más aún al encontrar la ropa interior idónea para la sesión. El “Seven-Til-midnight” de encaje con detalles florales llevaba un lacito detrás que destacaba delicadamente el canalillo de mi trasero. Cuando por fin me puse las medias negras de seda y me vi, me sentí como una pin-up de los años 50 probando posturitas de “cheesecake” para un calendario. La manera más picante de llevar un liguero es con los broches por debajo de las bragas, así éstas se pueden quitar rápidamente sin perder tiempo desabrochando antes. Para mí, lo mejor de llevar liguero es sentir como mis muslos desnudos contactan puntualmente cuando el resto de mi cuerpo está cubierto y vestido. [nggallery id=10] Fotos Andrew O’Hara

    Fetiche de ropa transparente

    La ropa transparente, así como una prenda hecha de encaje, malla o tela muy fina, que permite ver claramente el cuerpo de quien la lleva, o su ropa interior, caso que la haya. Antes de la década de los 80, esta clase de prendas era todavía tabú, incluso entre famosas y ambientes de moda. La tendencia cambió a finales de los 80 a raíz de la fuerte influencia de series de gran audencia como Dallas o Dinastía. En los 90, bragas y sujetadores de este tipo tuvieron una presencia pasajera. Finalmente aunque siguen despertando cierta polémica, los materiales transparentes se prodigan en las pasarelas de moda desde 2006. En esta serie exploré las posibilidades de una transparencia oscura para enseñar y ocultar al mismo tiempo. La tela estirada y recogida a lo largo de todo mi cuerpo, pero fina y pegada a él, formaba pliegues fugaces, y aunque me sentía vestida sabía que bajo los focos mis pechos y pezones quedaban en evidencia, y que mi pelo liso rojizo brillaba de forma radiante. El efecto que causó el tanga fue mucho mejor lo que imaginaba, quedaba pefecto y mucho más provocador a través de la transparencia que si hubiese estado desnuda. Sentía la tela fina pegada a las piernas, y junto a los tacones altos las estilizaba y hacía aún más elegantes que de nunca. [nggallery id=9] Fotos Yuky.  

    Bajando a la cueva

    No es ningún secreto cómo conseguir una buena mamada. Si queréis una, chicos, no podéis esperarla sólo cuando os apetezca, hay que ganársela. Tenéis que bajar y convencerla, en todos los sentidos de que ella va a ser lo primero (o la primera en correrse). Escribí no hace mucho un artículo para la revista GQ llamado “10 cosas sobre las mueres que aún ignoras” y uno de los puntos sobre los que hice hincapié fue que los hombres todavía no “bajan a la cueva” lo suficiente. He querido ilustrar este punto con alguna fotos significativas y estas me han parecido ideales. a ropa interior ajustada que llevaba durante la sesión era bastante fina y no deja mucho lugar a la imaginación. Con mi larga cabellera rojiza desplegada, maquillaje estilo años 80 y blusa transparente me revolví sobre el cubrecama echando mis caderas y trasero hacia adelante enfatizando así el centro de atención. [nggallery id=7] Fotos de Yuky.

    Las medias de malla

    El fetiche de las medias de malla tiene su propio niche dentro del mundo del fetichismo sexual. Son tersas medias de rejilla, con una forma de diamante que se usa para todo tipo de medias, pantys y bodys. Las medias de malla parecen realzar hasta la última curva de las piernas y también les hace parecer más delgadas y más largas debido al patrón repetido. Realzan la belleza de unas largas y sensuales piernas. Al carecer unas piernas que llevan medias de malla, la mano se siente la resistencia del tejido, junto a la suavidad de la piel debajo de ella, la contradicción de texturas nunca deja de sorprender. Esta sesión de fotos, el fotógrafo YUKY quería enfocar en las texturas transparente para una presentación que se presentará en el evento de Pecha Kucha en Barcelona el 6 de mayo de 2011. Me encantó la combinación de medias de rejilla rotas de color negro con las bragas de color rosa debajo, da al conjunto un morbo indiscutible para despertar el desea a quien lo vea. Para dar un toque “burlesque” saque mis cubrepezones rojos y mis guantes de tercio pelo negro, que dan al conjunto un añadido más sensual y sexy, si cabe. [nggallery id=5] Fotografía YUKY

    Tacones fetish

    El calzado es muy importante si deseas conseguir el look fetish adecuado. Las botas de látex o de cuero son populares entre los amantes del BDSM.  En las situaciones con mujeres dominantes, la adoración de las botas o de los zapatos es un juego fetish muy popular, en el cual el hombre sumiso rinde culto a las botas. Los tacones deben tener altura suficiente para realzar la figura de la dominante y conferir un poco más de cáracter, pero no tienen que demasiados altos para poder caminar con ellos. Las mujeres sumisas suelen llevar tacones muy altos, algo que puede llegar a ser una tortura a la hora de caminar.  Andar como Bambi puede hacer sentirse más vulnerable a cualquier mujer, aunque también hace que las piernas parezcan más atractivas! Fotos del libro DESÉAME COMO SI ME ODIARAS. Fotografo Antonio Martinez Galiot aka Jokerbcn.http://www.ipernity.com/doc/jokerbcn    

    Fetichismo por las gafas

    Las gafas cambian una cara completamente. Los que llevan gafas son percibidos como inteligentes. Por suerte no necesito llevar gafas pero me encanta usarlas para juegos de rol y para hacer fotos; me transforman en una profesora estricta o en una secretaria sexy. Aquí en España mis amigos me dicen que cuando llevo gafas parezco a la típica profesora de inglés. Teniendo esto en cuenta, compré estas gafas por 5 euros en una tienda de accesorios baratos para dar a un amigo con derecho una clase “sorpresa” de inglés. Cuando llegó dos minutos tarde no tuvo ninguna reacción extraña cuando vio mi disfraz ridículo, me siguió el rollo al 100%. Repasamos unos ejercicios sobre el aspecto físico; “he is tall, he is short, he is médium height”. Todo iba bien hasta que mi “alumno” confesara que no había hecho sus deberes. No tuve más remedio que castigarle…. Fotografía David Vega www.davidvegaphotography.com

    Sueño polifetichista

    Sueño polifetichista Polifetichismo = muchos fetiches! Hay muchos fetiches en estas fotos: bondage con hilo de pescar, calcetines, lencería desconjunta, tacones… Fotografía Victor Ag.

    Bondage para principiantes

    El bondage es la práctica de atar o ser atado por placer. No hace falta usar cuerda o esposas para una primera vez, se puede usar corbatas, medias, o cualquier tela con la cual puedas hacer un nudo. Es recomendable empezar con nudos sueltos para que la persona atada sepa que puede liberarse en cualquier momento si no quiere traspasar ciertos límites. Puedes comenzar atando las muñecas, así la persona atada no se sentirá inmovilizada del todo, pero si quiere ir más allá, se puede aumentar la intensidad atándole las muñecas o los tobillos a la cama, la mesa, el pomo de la puerta, etc. Un buen consejo es utilzar la corbata que llevas puesta, quitártela en un momento clave y atar las muñecas de tu pareja. Combinar el bondage con un antifaz puede ser explosivo. Para la persona sumisa, esperar lo que va a suceder puede ser muy excitante y la persona dominante por su parte puede jugar con el poder confiado y hacer lo que quiera. Yo me acuerdo de una vez que tenía a un hombre atado con los ojos vendados y le circulaba y respiraba suavemente sobre la nuca, acercaba mi boca a milimetros de la suya con la promesa de un beso que nunca se dio. Con la ayuda de la cuerda y el antifaz, un gesto a priori relativamente sencillo se convirtió en algo muchísimo más potente. Cuando tengas a tu pareja atada, pon música, ya que al llevar un antifaz será más consciente […]

    Spanking (azotes)

    Los azotes en en culo pueden ser un castigo morboso si forma parte de un escenario BDSM o un juego de rol. Cuando estamos delante de un caballo muchos tenemos el instinto de pegarle en la grupa, y lo mismo ocurre cuando estamos delante de un buen culo. Puede ser muy tabú y muchos hombres se reprimen por miedo a asustar a sus novias, pero este acto puede resultar también placentero para quien recibe los azotes. Daniel Bauer Siempre que uno está jugando con la idea de “dolor” es importante empezar muy suave y con intensidad leve, para que la persona sumisa pueda aguantar más y la sesión sea más duradera. Además con el metódo “poco a poco” podrás conocer mejor los límites de tu pareja. Los instrumentos usados para el spanking son generalmente la mano desnuda, para personas más atrevidas puedes usar paddles (paletas planas de cuero), fustas de montar a caballo y los látigos “gatos de nueve colas”. Es importante recordar que no se trata de ser cruel, y convencerse de que la crueldad sensual deja más marca. Es recomendable alternar los azotes con un poco de sensualidad en forma de caricias o besos. No se trata de “ser simpático” si no de confundir a tu pareja para que no tenga ni idea de lo que va a suceder a continuación. Recientemente acompañé a un amigo con inquietudes sobre el spanking a comprar una fusta. Le aconsejé ir a Decathlon, allí venden fustas de montar a caballo por […]

    Fetiche del chandal

    Un chandal es un jersei con una capucha y un bolsillo grande en la parte delantera, capaz para esconder cosas cuando uno está por allí. Como un expat británica, me sorprendió cuando descubrí que en el Reino Unido el chandal, una prenda cómoda y practica, había llegado a ser injustamente asociada con el crimen. Leí en algún sitio que llevar uno puede ser un motivo para negarte el derecho de admisión de bares o incluso algunos centros comerciales. Los Hoodies son personas que se visten chandal y en Reino Unido, han sido el tema de mucha crítica; algunos shoplifters han utilizado la capucha para encubrir sus identidades de CCTV cámaras fotográficas en centros de compras. Particularmente cuando es llevado con una gorra de béisbol, el hoodie se ha convertido en una marca registrada de “chavs”; llamado “chav-estilo” en un informe de Oxfam. En Julio de 2006, David Cameron, líder del Partido conservador, hizo un discurso en el que sugirió que el hoodie fuese usado más con fines o propósitos a la defensiva que ofensivos. El discurso fue referido como “abrazo a un hoodie” por Partido laborista. Personalmente me encantan los chandales y ahora saber que son asociados con ser mala, me gustan todavía más. Cuando no estoy haciendo fotos, vivo en chandal y me encanta la sensación de juventud que transmiten. Fotografía: Stephan

    Fetichismo por los muslos

    Las botas hasta los muslos se consideran eróticas o fetichistas y muchas veces se asocian con el sadomasoquismo o la prostitución. La imagen que transmiten es tan potente que ahora han llegado a la moda mainstream. Las botas altas se han utilizado en la moda fetish desde los 1950 cuando Irving Klaw las utilizó para vestir a sus modelos, incluyendo a Bettie Page. El verano pasado corté unos vaqueros para hacerme unos shorts y guardé las piernas que sobraban, con la idea de utilizarlas un día en unas fotos, y para mostrar mis muslos.   Fotografía Stephan

    Fetichismo por el pelo largo

    La Tricofilia o fetichismo del cabello es una parafilia en la cual la excitación sexual es alcanzada por admirar y acariciar el cabello de otra persona. La afición o entusiasmo por el pelo puede tener diferentes vertientes: Tocar y acariciar suavemente el cabello, el pelo largo, mojado, flequillo largo, pelirrojas (con el fetiche añadido de las pecas), etc… La excitación se puede producir mediante el contacto físico o la visualización del cabello, y a veces puede incluir el vello púbico, vello axilar y pelos en la piel. Según varios estudios, el pelo juega un rol muy importante en la selección natural. Un cabello largo y sano es una señal de la fertilidad, la juventud y la salud. Dado que el cabello humano crece muy lentamente, el pelo largo es una prueba visual de años y años de salud y bienestar. En ocasiones un pelo largo se asocia con la sexualidad femenina. Siempre he llevado el pelo largo y me encanta por su versatilidad, cuanto más largo más parece ser un accesorio fetichista. Si lo llevo suelto casi tapa mis pezones pero si lo recojo, expone todo mi cuello y mi nuca a ojos de quien quiera admirarlo. Fotografía YUKY. Para más fotos Members Area.  

    Lencería desconjunta

    Me encanta ir con lencería desconjunta. La mayoría de mujeres se imagina que lo que más pone a los hombres es el clásico conjunto de lencería negra con sujetador, braguitas, ligeros etc.… Sin embargo, según un estudio reciente se ha establecido que el look de stripper no excita tanto como se piensa. Los hombres no son tan complicados y la lencería que sugiere inocencia y diversión es la que más les gusta. Eso es algo que despierta más sus fantasías y su imaginación morbosa. La lencería desconjunta es perfecta para la seducción ya que obliga al hombre a centrarse en las prendas distintas con más atención, y así se fijan más en las partes del cuerpo que cada prenda pretende resaltar. Fotografía Sebas Romero.

    Libros eróticos

    He tenido el privilegio de trabajar con algunos editores eróticos cuando trabajaba en compras y exportación en una imprenta, hace unos pocos años. Fue una gran diversión y causó un gran revuelo en mi compañía cuando le enseñé a mi jefe el contenido de mis “pedidos”. Era una pequeña empresa familiar y, en teoría, preferían no publicar tales cosas, pero al fin y la cabo, el dinero es el dinero. Fue divertido ver cómo mi jefe cubría las portadas de los libros eróticos con las portadas de otros pedidos, sólo para que sus familiares no vieran el escándalo que se estaba produciendo en la fábrica. Bromeé con algunos operadores de máquina sobre ir con calma con el “magenta” cuando se imprime un libro sobre sexo oral. Aquí estoy con mi colección de libros recolectados durante mis tiempos de representantes en una imprenta. También he puesto un par de libros no eróticos, sólo para crear un poco de contraste. Fotografía Andrew O’Hara

    Menswear

    Menswear – Algunas opiniones sobre la ropa masculina Sorry pero este post solo está disponible en English. Ayudame a traducirlo!!! venus@venusohara.org I’ve started to develop deep hatred towards ties, or rather tie-wearers. After working in an office full of them, I am annoyed by the status they try to transmit when in actual fact they are nothing behind that tie. I worked in luxury real estate for two years and I was the number one agent. Nobody could touch me, I was responsible for over 90% of the agency’s operations during the time I was there. One day my boss, who was in a tie of course, looked at my attire of the day, jeans and a smart shirt. He eyed me up and down and asked me if I thought I was dressed appropriately for selling luxury apartments. He really was shooting himself in the foot by asking such a question. It was easy, I just answered back “how many apartments have you sold in your tie?”. I felt great, but the tie thing still annoys me. The perception that people think that the man in a tie is always going to me more professional than a woman when often it’s the other way around. In this luxury real estate world I got to deal with many millionaires, entrepreneurs and VIPs. And I have to say the real movers and shakers I’ve come across do not find it necessary to wear a tie to work. However, I do absolutely […]

    París

    Sorry pero este post solo está disponible en English. Ayudame a traducirlo!!! venus@venusohara.org I remember my first ever French lesson at high school vividly. I listened attentively and took special care with my usually messy notes. I wrote neatly and underlined the titles with two red lines. I smelled the brand new Tricolore text book and dreamed that one day I would study French at University and have the opportunity to live in France. Years later I was living my dream studying French at uni and I was about to choose a year abroad programme. I had dreamed of living in the South of France in a small picturesque town by the sea and doing an Erasmus (orgasmus) programme. Unfortunately economic reality struck and I had to choose a work placement instead. So dreams of palm trees and Mediterranean life were shattered and images of Paris started to appear in my mind. Admittedly, my initial feeling was disappointment but then I started getting used to the idea. It took me a few months to adapt to Parisian life. Being in a foreign country was one thing but also adapting to working and non-campus life was equally challenging. I worked in a multinational near La Defense and I rented a studio close to Place de Vosges in Le Marais. Weekends were lonely at first but that changed when I discovered the “FUSAC” magazine and I became involved in many expat social groups and French classes for foreigners after work. Soon enough […]

    Pin It on Pinterest