Reseña Queen Bee – un estimulador de clítoris de Hot Octopuss


A menudo, cuando conozco a otras sex bloggers o mujeres en el mundo de la sexualidad, acabamos hablando de los últimos productos de placer y comparamos nuestras preferencias y experiencias personales. Me parece obvio que los factores que determinan lo que hace un buen juguete sexual son completamente subjetivos.
Mi preferencia es la estimulación indirecta del clítoris. En general, todos los juguetes de estimulación puntual y los dispositivos de succión del clítoris son un poco demasiado intensos para mi delicado pero muy exigente clítoris. Pero eso no significa que no los haya disfrutado. Todos me han dado orgasmos intensos y rápidos. Sin embargo, no elegiría ninguno de ellos como mi juguete sexual de preferencia. Mi tímido y escondido clítoris prefiere no ser molestado. Además, tiendo a favorecer una acumulación más larga al momento de tener un orgasmo. De esa manera, puedo disfrutar de la fantasía que he elegido en su mayor medida.


La primera vez que sujeté un Queen Bee en mi mano y lo encendí, estaba intrigada. Este es exactamente el tipo de estimulación que disfruta mi tímido clítoris, pensé; no era tan puntiagudo y ciertamente no tan directo.

 

In fact, its shape reminded me of a hairbrush; the kind that I had used when I was growing up. I would hold it like a microphone and sing into it while listening to pop songs. They were mostly by Madonna, in those formative years when I danced around my bedroom. Now I’m older, I’m still listening to her. But, my private moments are no longer spent singing with hairbrushes in my hand. That said, I knew that Queen Bee would l make me sing, just not to Madonna. I would be producing my own orgasmic hit music instead.

De hecho, su forma me recordó a un cepillo para el pelo; el tipo que había usado cuando era pequeña. Lo sostenía como un micrófono y cantaba mientras escuchaba canciones pop. En su mayoría eran de Madonna, en esos años formativos cuando bailaba alrededor de mi habitación. Ahora que soy mayor, todavía la escucho. Pero mis momentos privados ya no los paso cantando con cepillos para el cabello en mi mano. Dicho eso, sabía que el Queen Bee me haría cantar, pero no a Madonna. Estaría produciendo mi propia música de éxito orgásmico en su lugar.


Queen Bee es un revolucionario estimulador de clítoris que presenta una tecnología patentada de “PulsePlate”.


¿Y qué significa eso? Bueno, a diferencia de los juguetes sexuales convencionales, el Queen Bee usa un mecanismo de tipo “pistón” para generar oscilaciones profundas y estruendosas.

Tiene dos lados para disfrutar. El primero te permite disfrutar de un masaje suave. El otro, con la patentada “PulsePlate”, ofrece sensaciones más fuertes e intensas.
Es impermeable, para que puedas disfrutarlo en el baño o la ducha,
Tiene 6 configuraciones para disfrutar,

Es recargable por USB

 

 

MATERIAL: TPE / ABS

STRENGTH OF VIBRATION: Deep, rumbly and powerful vibrations. Not the same as a standard vibrator.

NOISE: Moderate. It’s not suitable to provide late night orgasms if you live with people.

USABILITY: Unfortunately, I couldn’t try it until late at night, almost into the early hours of the following day. I was obliged to go out just after I’d unboxed it knowing that I wouldn’t be back until later. But, I was thinking about it all afternoon regardless. I imagined those deep, rumbly vibrations as a treatment for my Christmas stress and general holiday tensions. I knew some Queen Bee action would relieve me of my anxiety and make me scream. Queen Bee is so simple to use, comfortable to hold and it provides the perfect vulval massage action. I prefer the more ‘intense’ side, the one that I could ‘pulse’ on. I’ve used it several times since my initial experience with it just to get the most out of the wonderful ‘pulse plate’. To do this, I had to open my thighs wider, with the soles of my feet pressed together, lotus-flower style. I’m not sure if this technique is a general recommendation for all vulvas but – in my case – it really did the business. All of a sudden, it felt like an orgasmic launch-pad and I was bouncing on it as I contracted and relaxed my muscles repeatedly.

MATERIAL: TPE / ABS

POTENCIA: vibraciones profundas, estridentes y poderosas. No es lo mismo que un vibrador estándar.

RUIDO: Moderado. No es adecuado para proporcionar orgasmos nocturnos si vives con gente.

USABILIDAD: Desafortunadamente, no pude probarlo hasta muy tarde por la noche. Me vi obligada a salir justo después de hacer el unboxing sabiendo que no volvería hasta más tarde. Pero, igual estuve pensando en él toda la tarde. Imaginé esas vibraciones profundas y estruendosas como un tratamiento para mi estrés navideño y las tensiones generales de las fiestas. Sabía que una acción de Queen Bee me aliviaría de mi ansiedad y me haría gritar. Queen Bee es tan simple de usar, cómodo de sostener y proporciona la acción de masaje vulval perfecta. Prefiero el lado más “intenso”, el que me podría “pulsar”. Lo he usado varias veces desde mi experiencia inicial con él solo para sacar el máximo provecho de la maravillosa “PulsePlate”. Para hacer esto, tuve que abrir mis muslos más ampliamente, con las plantas de mis pies juntas, estilo flor de loto. No estoy segura si esta técnica es una recomendación general para todas las vulvas, pero, en mi caso, realmente funcionó. De repente, se sintió como una plataforma de lanzamiento orgásmica y estaba rebotando sobre ella mientras contraía y relajaba mis músculos repetidamente.

ORGASM-O-BILIDAD: Profundo y satisfactorio, a pesar de que no hay penetración involucrada. Ahora que sé cómo posicionarme para aprovecharlo al máximo, lo repetiré.

 

PROS: Diseño ergonómico fácil de operar.

CONTRAS: No es una operación silenciosa. Si prefieres la estimulación directa del clítoris, este no es para ti.

IDEAL PARA:

  • Estimulación indirecta del clítoris
  • Masajear otras partes de tu cuerpo,
  • Mujeres en busca de nuevas sensaciones.

Para más información sobre Queen Bee, visita https://www.hotoctopuss.com/queen-bee/


This post is also available in: Inglés

Pin It on Pinterest