Caress – Un estimulador de clítoris revolucionario de Adrien Lastic

Lo que más extraño de tener sexo regular, es decir a menudo, son las caricias. Los encuentros casuales tienden a ser muy frenéticos y temporales para mi gusto. Normalmente prefiero una exploración corporal táctil total de mis zonas más sensibles. Pero yo normalmente voy directo al clítoris, saltando mis zonas erógenas, incluso cuando estoy sola. No hay que decir que esos lugares aún desean parte de mi atención. Después de todo, no es solo una cuestión de tetas y trasero.

Ahora con Caress, un nuevo juguete de Adrien Lastic, puedes participar de un muy necesario juego previo con tu pareja, o por ti misma.

Caress se parece mucho a una bombilla y su forma está hecha idealmente para caber en la palma de tu mano o la de tu pareja.

Tiene:

  • 5 cabezales diferentes,
  • 2 motores
  • 1 modo de vibración y 10 modos de rotación.

Es recargable por USB,

Caress se presenta en una caja muy elegante, que sería ideal para dar como regalo. También es adecuada para guardarlo. También incluye un manual de instrucciones multilingüe, cable cargador y un bolso de cordón para guardarlo.

MATERIAL: Silicona muy suave. Compatible con lubricantes a base de agua.

RUIDO: Nada escandaloso.

POTENCIA: Fuerte

USABILIDAD:

Usé Caress por mí misma la primera vez, luego lo probé de nuevo durante un encuentro de fetichismo de pies y cosquillas. Estuve vendada en la experiencia posterior así que no tenía idea de qué estaban usando en mí cada vez. Esta situación solo elevaba mi anticipación por el próximo estímulo. Sentí como el juguete recorría mis lugares sensibles. La nuca recibió una buena dosis de atención. Caress me puso los pezones duros y aceleró mi respiración. No pasó mucho tiempo antes de que mi nivel de excitación empezó a irse al cielo. Todo el tiempo estuve extremadamente consciente de la punta del juguete y la placentera vibración mientras rotaba contra mí.

Caress es particularmente bueno en proveer un delicioso sentimiento de cosquillas. Cada cabeza ofrece distintas sensaciones; una combinación de opciones y velocidades de rotación proveyeron relajantes cosquillas en el cuello, detrás de los lóbulos de las orejas y bajando por mi columna. Mmmm. Cosquillas más crueles e intensas pueden aplicarse a las axilas y las plantas de los pies. Caress se siente asombroso al usarse en los pezones.

Cuando probé Caress por mí misma, usé la cabeza con dos antenas para estimular mi clítoris. Con un vibrador convencional hay una tendencia a aplicar más presión sobre tu clítoris para aumentar la intensidad. Si intentas esto con Caress, simplemente dejará de rotar.

ORGASMIBILIDAD: Tardé un poco más de tiempo de lo normal llegar al orgasmo con este juguete. Esto se debía a mi poca familiaridad con las sutiles sensaciones que provee. Pero, llegué al final y, cuando lo hice, fue asombroso. Usarlo fue un buen cambio. Amo aprender nuevas maneras de llegar al clímax. Aunque el resultado de usar Caress fue orgásmico, creo que las cualidades especiales que ofrece lo hacen un juguete perfecto para el juego previo con una pareja.

PROS: Asombrosa silicona suave. Diseño y concepto originales. Opciones versátiles de juego previo. Recargable por USB. Presentación elegante. Forma ergonómica. Sensaciones nuevas y únicas.

CONTRAS: Si buscas un vibrador, éste probablemente no es tu juguete ideal.

IDEAL PARA:

  • Alguien que ya tenga varios juguetes sexuales y busque algo nuevo.
  • Cosquillas.
  • Estimular los pezones.
  • Estimular el clítoris.

Para más información sobre Caress, visita AdrienLastic.com

Check out mi video de The Sex Toy Laboratory abajo. Enjoy!

This post is also available in: Inglés

Pin It on Pinterest

Share This