Por qué no veo porno

No tengo nada contra el porno. Tampoco tengo nada contra las personas que tienen sexo delante una cámara, si esto es lo que realmente quieren hacer. No diría que era anti-porno. Simplemente no quiero verlo.

La principal razón por la que no veo porno es por gusto personal. Me gusta mucho más el erotismo. Prefiero disfrutar de un guión bien escrito, interpretado por actores con talento en lugar de ver acrobacia sexual. Quiero usar mi propia imaginación, y la pornografía mainstream requiere muy poca imaginación. Los primeros planos ginecológicos nunca han sido capaces de excitarme; los considero monótonos y aburridos.

Otro motivo por mi falta de interés está vinculado a las tendencias populares del porno.  A veces, cuando visito webs pornográficas – solo para investigar, of course – las imágenes en los thumbnails me dejan fría. Por ejemplo, la popularidad de escenas con sexo brusco es algo que me resulta bastante preocupante. Sobre todo cuando veo choking, spitting y bofetadas como algo normal. A menudo el porno mainstream parece ser más violento que la categoría del BDSM.

Siempre hay iniciativas para crear porno más ético o estético. Aunque me parece algo positivo, por muy bueno que sea el ambiente, o por muy guapos que sean los actores, no se puede crear el feeling, si no lo hay.

why i don't watch porn venus o'hare

Si tuviera que elegir mi categoría favorita de porno, tendría que ser amateur. Esto sólo sería por la autenticidad accidental de la misma. Saber que las personas involucradas están disfrutando de verdad y que sus gemidos se emiten por placer auténtico, y no solo para cumplir un contrato y cobrar, lo cambia todo para mí.

Otra razón muy importante por la que no disfruto de la pornografía es la falta de condones. Creo que sería muy cool si la industria del porno pudiera llegar a erotizar los condones y promover su uso correcto. Las pocas veces que he visto preservativos en el porno, han sido puestos incorrectamente. Si un condón no se pone correctamente, es más probable que rompa. Su integración inteligente en el porno sería algo positivo para los jóvenes, ya que, por desgracia, están recibiendo la mayoría de su educación sexual a través del porno.

A pesar de todo esto, la industria del porno es un tema que me fascina. A menudo veo documentales sobre la pornografía. Los escándalos detrás de las escenas, después de rodar y las controversias me resultan mucho más estimulantes que el producto final en sí.

Pero, la razón principal por la que no veo porno es porque me deja indiferente. Si necesito acceder a la biblioteca hardcore más efectiva que haya, ni siquiera necesito encender mi ordenador. Solo tengo que cerrar mis ojos e imaginar.

 

This post is also available in: Inglés

Pin It on Pinterest

Share This