Venus O'Hara

Hello!

 

Gracias por visitarme.

 

Soy Venus O’Hara, sex blogger, modelo fetish, actriz y autora de Deséame como si me odiaras (Ilus Books), Inglés para pervertidos (Grijalbo) y La máscara de Venus (Planeta).

 

Bienvenidos a mi blog personal donde encontrarás mi glosario de fetiches, reseñas de juguetes eróticos, vídeos, y ¡mucho más!

 

Kisses,

 

Venus

Kisses, Venus O'Hara

GLOSARIO DE FETICHES

Un glosario con más de 50 fetiches. Incluye pies, látex, lencería y más.

Todos tenemos un fetiche. ¿Cuál es el tuyo?

 

VIDEOS

Entrevistas y cortometrajes con Venus O’Hara.

RESEÑAS

Reseñas honestas de juguetes eróticos, vibradores, bolas chinas y más.

MEMBERS AREA

La zona privada que solo contiene fotos.

La máscara de Venus

La máscara que llevamos es como la piel de una serpiente; muda pero no desaparece. La máscara de Venus O’Hara es ella misma. Su esencia. Y hace bien, porque sería suicida desnudarse completamente en la escenografía de este baile vital de hipocresías.

Valérie Tasso

la-mascara-de-venus-front-cover

Todos llevamos máscaras: A veces para ocultarnos, otras para revelar nuestros deseos más íntimos.

¡Nuevo libro!

La máscara de Venus son unas memorias sobre el descubrimiento del cuerpo y del placer. Un excitante relato que nos describe la evolución sexual de su protagonista, la propia autora, quien dejará de ser una joven universitaria inocente para dominar todas las reglas del juego sexual. La historia empieza en el norte de Inglaterra, con su relación con un hombre enigmático y contradictorio. A través de él, e inspirada en la novela La Venus de las pieles, Venus descubre su fantasía sexual más íntima: someter al hombre que desea a sus caprichos.

Una confesión sincera y provocadora, en la que Venus O’Hara nos habla de su sexualidad tal y como la ha vivido y sentido: con toda la naturalidad del mundo.

COMPRAR

Blogposts, reseñas y ¡mucho más!

Haciendo la limpieza

Después de un día largo de trabajo, la última cosa que uno quiere hacer es limpiar la casa. Pero igualmente, se tiene que hacer y por fin muchas agencias especialistas en limpieza se han dado cuenta que la tarea de limpiar requiere mucho más sex appeal. Estas agencias te envían una señora de la limpieza a casa vestida de criada francesa sexy mientras te puedes relajar y disfrutar viendo a una diosa doméstica limpiando las cosas que tú has trabajado muy duro para conseguir. En esta serie me verás desnuda aparte de un delantal y mis tacones. Fotografía David Vega...

Deséame como si me odiaras – el corto

Love Me Like You Hate Me también es el título de un cortometraje dirigido por Erika Lust donde interpreto 7 personajes: una dómina maléfica y su esclava sumisa, a quien no duda en encerrar en un armario cuando no se comporta; una estricta profesora de francés y su díscola alumna, quien se lleva unos azotes si no es capaz de aprender la lección, y una severa madame y su sirvienta sometida y harta de limpiar los desperdicios de su señora. Me encanta esta nueva versión! Foto arriba Kristyan Geyr Images “LOVE ME LIKE YOU HATE ME”is written and directed by Erika Lust, ( LUST FILMS...

Fetiche del chandal

Un chandal es un jersei con una capucha y un bolsillo grande en la parte delantera, capaz para esconder cosas cuando uno está por allí. Como un expat británica, me sorprendió cuando descubrí que en el Reino Unido el chandal, una prenda cómoda y practica, había llegado a ser injustamente asociada con el crimen. Leí en algún sitio que llevar uno puede ser un motivo para negarte el derecho de admisión de bares o incluso algunos centros comerciales. Los Hoodies son personas que se visten chandal y en Reino Unido, han sido el tema de mucha crítica; algunos shoplifters han utilizado la capucha para encubrir sus identidades de CCTV cámaras fotográficas en centros de compras. Particularmente cuando es llevado con una gorra de béisbol, el hoodie se ha convertido en una marca registrada de “chavs”; llamado “chav-estilo” en un informe de Oxfam. En Julio de 2006, David Cameron, líder del Partido conservador, hizo un discurso en el que sugirió que el hoodie fuese usado más con fines o propósitos a la defensiva que ofensivos. El discurso fue referido como “abrazo a un hoodie” por Partido laborista. Personalmente me encantan los chandales y ahora saber que son asociados con ser mala, me gustan todavía más. Cuando no estoy haciendo fotos, vivo en chandal y me encanta la sensación de juventud que transmiten. Fotografía:...

La Venus de las pieles

A pesar de ser vegetariana, no tengo ningún problema con las pieles. me encanta la sensación de las pieles contra mi piel; me hacen sentir sexy, femenina y dominante. Me hacen imaginar como hubiera sido la verdadera Venus de las pieles. La Venus de las pieles de Leopoldo Von Sacher-Masoch es mi libro favorito. Un amante muy influyente me lo dio como un manual de instrucciones para educarme hace años cuando era estudiante. La palabra masoquismo proviene no sólo del autor del libro pero por la esencia de la historia; masoquismo ha llegado a significar la tendencia de derivar placer de su propio dolor y / humillación. La Venus de las pieles cuenta la historia de Severino, un hombre que se ha enamorado locamente de una viuda joven, Wanda von Dunajew y solicita ser su esclavo. Para Severino, Wanda es su Venus – una pelirroja con ojos verdes y piel de porcelana blanca. Naturalmente cuando leí el libro por primera vez, me identifiqué con ella. Extracto de la Venus de las pieles de Leopoldo Von Sacher-Masoch. La mañana es sofocante, el aire lleno de excitantes aromas. Me siento de nuevo bajo mi dosel de madraselvas, y leo la Odisea la historia de la encantadora que transformó a su adorador en bestia. ¡Deliciosa imagen del amor antiguo! Un dulce estreñimiento pasa en las ramas y en los ramos; las hojas de mi libro se levantan y se escucha un fru-fru en la terraza. Es un vestido de mujer. He aquí a Venus sin las pieles; no esta vez es la viuda, y sin embargo, Venus también. ¡Oh, qué mujer! ¡Cuan...

Peliroja peligrosa

Según un nuevo estudio, nunca hasta hoy ha sido el mejor momento para ser una pelirroja peligrosa. Su autor, un experto en la genética sexual, ha comprobado que el cabello pelirrojo no ha sido tan de moda desde la época de la Reina Isabel I de Inglaterra. En toda Europa, se ha notado un incremento en mujeres que quieren fingirlo para formar parte de la revolución roja, pidiendo tinte rojo en las peluquerías. Además, en los supermercados, las ventas de tinte rojo ha subido un 20% en el último año. Las pelirrojas naturales, que han sufrido toda su vida, por fin pueden relajarse, disfrutar de este gran momento y esperar que dure mucho tiempo. Fotografía Lars Koudal En estas fotos se puede apreciar mi cabello rojo salvaje y mis labios...

El fetiche de las pieles

Vestirse de pieles animales es probablemente la forma de vestirse más antigua del mundo. Algunas personas las asocian con la sensación del calor y bienestar o como un artículo de lujo, mientras otras las rechazan debido a razones éticas. Las campañas contra las pieles tuvieron mucho éxito en los 90 y contaron con el apoyo de muchas modelos y famosos. Desde entonces, el uso de las pieles en la moda sigue siendo un tema polémico y controvertido. En los últimos años, se ha visto un incremento de abrigos de pieles sintéticas, pero como sabe cualquier fetichista de las pieles, no es tan sensual y atractivo como las pieles auténticas. Es un hecho que nada abriga mejor que unas pieles animales en un día de invierno. La fuerza del fetiche de pieles puede ser debida a sus calidades prohibidas, y al sentir como en cierta manera regresamos a nuestro estado más salvaje, más animal. Además, vestirse de pieles da a una mujer más presencia, poder y autoridad: una mujer vestida de pieles nunca podría pasar desapercibida en la calle. Me encanta la sensación de estar desnuda por debajo de unas pieles, sin nada más en contacto con mi cuerpo desnudo que las pieles animales. Fotografía Sebas...

Sexo en el baño

Hace tiempo que tenía el impulso y el deseo de hacer una sesión de ropa mojada en el baño. Estaba vestida simplemente con una blusa blanca y unas gafas cuando me tumbé en la bañera y empecé a jugar con la alcachofa de la ducha, mojándome la ropa y el pelo y las gafas y dejando que el agua caiga en mi cuello y resbalando por todo mi cuerpo. Los cuartos de baño nunca han sido un lugar simplemente para bañarse. Muchos amigos casados me han confesado que gran parte de su vida sexual consiste en masturbarse en solitario en la ducha cada mañana, como aquella escena de American Beauty con Kevin Spacey. También muchas amigas mías me han dicho que se masturban usando la alcachofa de la ducha para estimular el clítoris, y que es algo que les excita enormemente. Yo lo he probado y no me dice nada… El sexo en el baño en pareja puede ser complicado. Puede parecer una buena idea pero a veces resulta incómodo, y puedes quedarte con frío si no estás por debajo del agua. Fotografía Andrew...

Fetiche vintage

Las cosas antiguas me excitan, no sé por qué. Me encantan los edificios antiguos, los muebles antiguos, y bibliotecas antiguas llenas con libros con páginas amarilladas y polvo. Todo lo que tiene un toque vintage me pone. Cuando vi este chaise-longue en casa de un amigo, sabía que tenía hacer fotos ahí. Cerré los ojos y me preguntaba cuantas personas se habrán tumbado encima de ello antes de mí, y cuantas de ellas habrán tenido sexo en ello, mientras el fotógrafo disparaba… Photography by Lars...

Fetichismo por los guantes

El fetichismo por las guantes es cuando un individuo se excita al llevar guantes o al ver una persona que las lleva. El potencial de este fetiche puede ser acentuado por el material de las guantes como por ejemplo el cuero, el PVC o el látex. A veces las acciones de una mano con guante resulta más excitante que la propia guante. Llevar una guante es como llevar una segunda piel en las manos. Fotografía Víctor...

Fetichismo por los muslos

Las botas hasta los muslos se consideran eróticas o fetichistas y muchas veces se asocian con el sadomasoquismo o la prostitución. La imagen que transmiten es tan potente que ahora han llegado a la moda mainstream. Las botas altas se han utilizado en la moda fetish desde los 1950 cuando Irving Klaw las utilizó para vestir a sus modelos, incluyendo a Bettie Page. El verano pasado corté unos vaqueros para hacerme unos shorts y guardé las piernas que sobraban, con la idea de utilizarlas un día en unas fotos, y para mostrar mis muslos.   Fotografía...

Fetichismo por el pelo largo

La Tricofilia o fetichismo del cabello es una parafilia en la cual la excitación sexual es alcanzada por admirar y acariciar el cabello de otra persona. La afición o entusiasmo por el pelo puede tener diferentes vertientes: Tocar y acariciar suavemente el cabello, el pelo largo, mojado, flequillo largo, pelirrojas (con el fetiche añadido de las pecas), etc… La excitación se puede producir mediante el contacto físico o la visualización del cabello, y a veces puede incluir el vello púbico, vello axilar y pelos en la piel. Según varios estudios, el pelo juega un rol muy importante en la selección natural. Un cabello largo y sano es una señal de la fertilidad, la juventud y la salud. Dado que el cabello humano crece muy lentamente, el pelo largo es una prueba visual de años y años de salud y bienestar. En ocasiones un pelo largo se asocia con la sexualidad femenina. Siempre he llevado el pelo largo y me encanta por su versatilidad, cuanto más largo más parece ser un accesorio fetichista. Si lo llevo suelto casi tapa mis pezones pero si lo recojo, expone todo mi cuello y mi nuca a ojos de quien quiera admirarlo. Fotografía YUKY. Para más fotos Members Area....

Lencería desconjunta

Me encanta ir con lencería desconjunta. La mayoría de mujeres se imagina que lo que más pone a los hombres es el clásico conjunto de lencería negra con sujetador, braguitas, ligeros etc.… Sin embargo, según un estudio reciente se ha establecido que el look de stripper no excita tanto como se piensa. Los hombres no son tan complicados y la lencería que sugiere inocencia y diversión es la que más les gusta. Eso es algo que despierta más sus fantasías y su imaginación morbosa. La lencería desconjunta es perfecta para la seducción ya que obliga al hombre a centrarse en las prendas distintas con más atención, y así se fijan más en las partes del cuerpo que cada prenda pretende resaltar. Fotografía Sebas...

El guingán

Sorry pero este post solo está disponible en English. Ayudame a traducirlo!!! venus@venusohara.org fotos Daniel Bauer My love/hate relationship I have with gingham began in my formative years. I hated it to start with because I had no choice about wearing it; I was forced to, every single lesson. It was geometric and impersonal; its lack of distinctiveness made it the perfect uniform. It came back into fashion for grown-ups recently, so I bought some out of pure nostalgia. Nowadays it seems illicit and against the rules to wear it; the fetishistic buzz I get when I slide it on is incredible and now I love it. It only took me a short time to understand why gingham is such a major turn-on for some people, me included. A gorgeous young woman looks even younger when she puts on a gingham blouse.The rich combination of her youthful clothing and a conflicting sense of sensual experience, gained over time, causes such erotic confusion and visual pleasure in the eye of the beholder that I never get tired of exploiting it for my own enjoyment. When I remember the delighted voyeurs in the park who hid behind trees to steal glances and enjoy lingering stares at me while these pictures were shot, I can’t stop smiling. Photography by Daniel Bauer Enjoy! Venus...

Diosa doméstica

No tengo ningún gusto por las tareas de casa. De hecho, las odio. Ser una diosa doméstica sólo significa repeticiones sin fin de los mismos coros futiles. No tiene ningún potencial seductor para mí. Aunque esa es la clave. Lo que yo veo como deslucidas obligaciones, se convierte en algo altamente ruborizante para un fetichista de la limpieza que siempre apreciará mis esfuerzos y mi conjunto. Para mi propio entretenimiento, me puse los guantes de fregar amarillos y un diminuto delantal. Para estimular a mi audiencia agregué al conjunto mis tacones de “todo a cien” y un ajustado top. Puedo hacer que una tarea doméstica parezca sexy. Creo que la popularidad de este fetiche está basada en los movimientos que las mujeres realizan cuando hacen las cosas por toda la casa. Cuando están a cuatro patas, frotando escaleras y suelos, el ritmo regular de sus caderas, alante y atrás, imitan la forma que pueden ofrecer cuando están teniendo sexo a lo grande. Cuando están quitando el polvo, ellas inevitablemente sacan sus culos, orgullosas. ¿Quién puede resistirse? Fotos Daniel...

Mis piernas

He tenido una relación amor-odio con mis piernas durante los años. Me autoconciencié cuando tenía doce. Comencé a afeitármelas a esa edad, justo hasta encima de la rodilla. En verano, los chicos de la escuela lo usaban para meterse conmigo diciendo que les gustaban mis calcetines blancos, cuando en realidad se estaban refiriendo al color de botella de leche de mis piernas. Cuando tenía alrededor de dieciséis, comencé a experimentar con broceado artificial, que no era tan bueno como lo es en la actualidad y tuve el problema de rodilla naranja. No pude encontrar una solución para tener las piernas bronceadas y desde hace unos años dejó de ser un problema ya que no podía enseñar las rodillas en verano, debido a la aparición de una fea variz justo detrás de la rodilla derecha. Afortunadamente, me la operé hace un par de años y ahora es difícilmente visible. Desde la operación, he decidido presumir de piernas. Ha llevado mucho tiempo, gran cantidad de desastres con broceados artificiales e incluso una operación, pero al fin lo he logrado. Fotografía Andrew...

Libros eróticos

He tenido el privilegio de trabajar con algunos editores eróticos cuando trabajaba en compras y exportación en una imprenta, hace unos pocos años. Fue una gran diversión y causó un gran revuelo en mi compañía cuando le enseñé a mi jefe el contenido de mis “pedidos”. Era una pequeña empresa familiar y, en teoría, preferían no publicar tales cosas, pero al fin y la cabo, el dinero es el dinero. Fue divertido ver cómo mi jefe cubría las portadas de los libros eróticos con las portadas de otros pedidos, sólo para que sus familiares no vieran el escándalo que se estaba produciendo en la fábrica. Bromeé con algunos operadores de máquina sobre ir con calma con el “magenta” cuando se imprime un libro sobre sexo oral. Aquí estoy con mi colección de libros recolectados durante mis tiempos de representantes en una imprenta. También he puesto un par de libros no eróticos, sólo para crear un poco de contraste. Fotografía Andrew...

Mis tacones

Yo no puedo andar con tacones aunque me vaya la vida en ello y realmente envidio a las mujeres que pueden hacerlo. Mis compras de zapatos están siempre muy limitadas. A menudo la cuestión se resume en: ¿con cuáles puedo andar?. Eso ya elimina el noventa por ciento de los zapatos, sandalias y botas de una tienda. Tengo el dilema de tratar de encontrar algo que sea cómodo y no parezca una monja. Y no es fácil. Compré estos tacones en una tienda “todo a cien” por sólo 10 euros hace un par de años para sorprender a un amante. Aún no han sido estrenados en la calle. Cuando veo las fotos, me doy cuenta de que no son tan altos y de que envidio aún más a las que los llevan realmente altos. He intentado vestir tacones en el exterior, pero el único resultado han sido tobillos torcidos y rodillas amoratadas, así es que me limitaré a vestirlos en interior y ante la cámara. Fotografía Andrew...

Menswear

Menswear – Algunas opiniones sobre la ropa masculina Sorry pero este post solo está disponible en English. Ayudame a traducirlo!!! venus@venusohara.org I’ve started to develop deep hatred towards ties, or rather tie-wearers. After working in an office full of them, I am annoyed by the status they try to transmit when in actual fact they are nothing behind that tie. I worked in luxury real estate for two years and I was the number one agent. Nobody could touch me, I was responsible for over 90% of the agency’s operations during the time I was there. One day my boss, who was in a tie of course, looked at my attire of the day, jeans and a smart shirt. He eyed me up and down and asked me if I thought I was dressed appropriately for selling luxury apartments. He really was shooting himself in the foot by asking such a question. It was easy, I just answered back “how many apartments have you sold in your tie?”. I felt great, but the tie thing still annoys me. The perception that people think that the man in a tie is always going to me more professional than a woman when often it’s the other way around. In this luxury real estate world I got to deal with many millionaires, entrepreneurs and VIPs. And I have to say the real movers and shakers I’ve come across do not find it necessary to wear a tie to work. However, I do absolutely love retro ties. They can look really cool as they do on a woman. Here is a set of...

La escuela

Tras una complicada adolescencia de  acné y problemas de crecimiento general durante mis años de escuela, comencé a descubrir mis poderes femeninos. A los dieciocho quería seducir lo “inseductible” sólo para ver cuánto “girl power” realmente tenía. Un hombre importante en posición de autoridad me dijo una vez que parase de provocarle y que parecía la chica del clásico de Nabakov. Precisamente, unos días después estaba yo en el apartamento de un amigo, cuando vi en su librería la novela del clásico de Nabakov y le dije que si podía pedírselo prestado. Queria entender lo que el hombre importante había querido decir exactamente y pillar de paso unas pocas armas de seducción extra   Photography by Andrew...

Splosh!

Splosh! (Wet & Messy) Sorry pero este post solo está disponible en English. Ayudame a traducirlo!!! venus@venusohara.org When I was standing in my kitchen and planning this set I hadn’t yet worked with the photographer, Sebas Romero and I had no idea what “sploshing” was. I’ve always had a thing for mess and the way neat rooms can change their character completely when I make my mischief. I thought this when I opened a cupboard and found the forgotten food. It had been in there a long time. There was old tomato sauce, tetra-packs of stinking soup, ancient tubs of hard nesquik, powdery breadsticks and more. I couldn’t resist. It was time to indulge in my love of untidiness again, so I lined up all of my out-of-date goodies and knew what to do with them to make a set of provocative pictures. “Sploshing” or “wet and messy” fetish is all about seeing rebellious young women being smeared and splattered with gooey foodstuffs to ruin their clothes and wreck their make-up. When I think back to being covered in that old food I understand what the fetishists see in this kink; I had so much fun doing it. I’ll be shooting similar sets in the near future but to a more extreme level. After the shoot I was ashamed of the mess I made and I wondered, if anyone entered the kitchen without knocking, how I could possibly explain it to them. It took hours to clean up. Nowadays I know better and I’d wrap the whole room up in cling-film first. Enjoy! Venus O’Hara Photos by Sebas...

Pin It on Pinterest

Share This