Pieles

La fuerza del fetiche de pieles puede ser debida a sus calidades prohibidas, y al sentir como en cierta manera regresamos a nuestro estado más salvaje, más animal. Además, vestirse de pieles da a una mujer más presencia, poder y autoridad: una mujer vestida de pieles nunca podría pasar desapercibida en la calle.

    Porno de pintalabios

    El porno de pintalabios no requiere juegos previos porque va al grano. Siempre es de clasificación X y si no es Hardcore, no es nada. Antes de mi sesión de porno de pintalabios, saqué mi barra de “Mac Red” de mi alijo secreto de maquillaje. Dibujé el perfil de mis labios con la ayuda de un pincel y luego rellené el resto hasta que pareciera una vulva de fantasía. Tuve que esperar unos minutos para el fotógrafo, pero no necesitaba un “fluffer” para entretenerme entre escenas, mis labios estaban mojados y listos. Cuando empezamos, la cámara se acercó para observar cada acción en detalle. Sin querer, la barra se deslizó y tuve que limpiar donde me había manchado en la mejilla antes de continuar. ¿Fue sin querer o a propósito? Quien sabe. Cambiando de postura, volví a coger la barra en mis manos y volví a aplicar el pintalabios. La tensión suave se transmitió al fotógrafo y de repente ya estaba lista para el “come-shot”, es el momento que todos los aficionados del porno de pintalabios están esperando [nggallery id=43] Fotos Guy Moberly.

    Pieles y pintalabios

    A pesar de que no suelo llevar maquillaje, me encanta ponerme pintalabios de color rojo. Después de hacer tantas sesiones fotográficas y conocer a tantas maquilladoras diferentes, he aprendido mucho. Para esta sesión, quería aprovechar de mis nuevos conocimientos en lugar de mi look natural de siempre. Nunca estilizo mi pelo, solo lo lavo y lo dejo secar naturalmente. Sin embargo, esta vez, quería aprovechar de unas planchas que tenía en mi baño que solo estaban acumulando polvo. No las había usado mucho por pereza e impaciencia. El proceso tardó más de una hora, pero curiosamente, lo disfruté. Uno de mis grandes fetiches es el de pintalabios. Me encanta el MAC red por su aspecto vintage por como brilla. Combiné el look de pintalabios rojo con mi abrigo de pieles favorito y me sentía como una filmstar. Creo que me voy a arreglar mucho más para mis sesiones fotográficas futuras. [nggallery id=39] Fotografía por Guy Moberly

    Pieles en la playa

    Incluso para un fetichista de las pieles como yo, parece impensable que llevase pieles en la playa este Enero, más aún cuando noto el intenso calor en mi piel desnuda ahora en pleno Julio. Es fácil imaginar pieles en invierno pero en Barcelona hace sol incluso los días fríos y casi mejor que lleves unas gafas de sol en lugar de un paraguas en el bolso. La gente siempre me mira en la playa por mi piel blanca y por la manera en que mi pelo rojizo refleja la luz del sol. En lugar de un completo bronceado sólo consigo más y más pecas. Sentí sus miradas en mí cuando desabroché el abrigo de piel. La sensación se agravó cuando me quité la falda para descubrir mis piernas en medias y mis tacones. Era imposible caminar con un mínimo de elegancia en la arena con ellos. Una vez acostumbrada a la temperatura, decidí que era el momento de desprenderme del abrigo y mostrar mi ropa interior de algodón negro en combinación con un sujetador retro blanco de lunares. Resulta mucho más provocativo llevar lencería en la playa en lugar de bikini. Aunque llevaba más ropa me sentía más expuesta que si hubiese estado desnuda caminando. La gente espera ver naturistas de pie en la distancia, pero por momentos alucina viendo a una chica en medias en su lugar. [nggallery id=15] Photography by YUKY

    La Venus de las pieles

    A pesar de ser vegetariana, no tengo ningún problema con las pieles. me encanta la sensación de las pieles contra mi piel; me hacen sentir sexy, femenina y dominante. Me hacen imaginar como hubiera sido la verdadera Venus de las pieles. La Venus de las pieles de Leopoldo Von Sacher-Masoch es mi libro favorito. Un amante muy influyente me lo dio como un manual de instrucciones para educarme hace años cuando era estudiante. La palabra masoquismo proviene no sólo del autor del libro pero por la esencia de la historia; masoquismo ha llegado a significar la tendencia de derivar placer de su propio dolor y / humillación. La Venus de las pieles cuenta la historia de Severino, un hombre que se ha enamorado locamente de una viuda joven, Wanda von Dunajew y solicita ser su esclavo. Para Severino, Wanda es su Venus – una pelirroja con ojos verdes y piel de porcelana blanca. Naturalmente cuando leí el libro por primera vez, me identifiqué con ella. Extracto de la Venus de las pieles de Leopoldo Von Sacher-Masoch. La mañana es sofocante, el aire lleno de excitantes aromas. Me siento de nuevo bajo mi dosel de madraselvas, y leo la Odisea la historia de la encantadora que transformó a su adorador en bestia. ¡Deliciosa imagen del amor antiguo! Un dulce estreñimiento pasa en las ramas y en los ramos; las hojas de mi libro se levantan y se escucha un fru-fru en la terraza. Es un vestido de mujer. He aquí a […]

    El fetiche de las pieles

    Vestirse de pieles animales es probablemente la forma de vestirse más antigua del mundo. Algunas personas las asocian con la sensación del calor y bienestar o como un artículo de lujo, mientras otras las rechazan debido a razones éticas. Las campañas contra las pieles tuvieron mucho éxito en los 90 y contaron con el apoyo de muchas modelos y famosos. Desde entonces, el uso de las pieles en la moda sigue siendo un tema polémico y controvertido. En los últimos años, se ha visto un incremento de abrigos de pieles sintéticas, pero como sabe cualquier fetichista de las pieles, no es tan sensual y atractivo como las pieles auténticas. Es un hecho que nada abriga mejor que unas pieles animales en un día de invierno. La fuerza del fetiche de pieles puede ser debida a sus calidades prohibidas, y al sentir como en cierta manera regresamos a nuestro estado más salvaje, más animal. Además, vestirse de pieles da a una mujer más presencia, poder y autoridad: una mujer vestida de pieles nunca podría pasar desapercibida en la calle. Me encanta la sensación de estar desnuda por debajo de unas pieles, sin nada más en contacto con mi cuerpo desnudo que las pieles animales. Fotografía Sebas Romero.

    Pin It on Pinterest