Pecas

El fetichismo por las pecas se disfruta en general por personas que también les gusta la piel muy blanca y las pelirrojas.

    Selfies sin maquillaje: otra manera de desnudarse

    Aunque no tengo TV en casa, todavía veo bastante basura en YouTube después de un largo día de trabajo. Un programa que me gusta en especial es ‘Britain and Ireland’s Next Top Model’. Me encanta descubrir sus consejos y trucos para modelos, ya que he posado delante de una cámara durante los últimos diez años. Cada semana, el programa cuenta con diferentes sesiones de fotos temáticas; la que no da la talla queda eliminada del concurso. Al principio de la competición, tienen que realizar una sesión de fotos sin maquillaje. Para muchas modelos, la mera idea de tener que desmaquillarse les resulta traumático. Hasta tal punto que algunas acaban llorando. Para ellas, el maquillaje es su armadura y se sienten desnudas y vulnerables sin él. Curiosamente, el hecho de quitarse el maquillaje las hace sentir más expuestas que quitarse la ropa. Me parece divertido. Sin embargo, debo admitir que hubo un tiempo en que yo hubiera sentido empatía por su miedo a revelar sus caras desnudas. Empecé a maquillarme a diario en mi instituto católico. Aunque las monjas eran muy estrictas, por suerte nunca me obligaron a lavarme la cara. Gracias a Dios. En aquel entonces, yo estaba obsesionada con enmascarar mi rostro tanto como fuera posible. Odiaba mi piel blanca translúcida con sus pecas, sobre todo cuando se ponía roja durante las clases de educación física. Utilizaba tanta base como fuera posible para ocultar mi tez, además de corrector y polvos. Incluso lo llevaba en mi mochila para retocarme […]

    Venus O’Hara Calendario oficial 2015

    La mayoría de los calendarios requieren mucha preparación y aunque el mío no fue diferente ( estuve despierta hasta las 6 am hasta terminarlo), no hubo estilista, maquillador, peluquero y lo más importante, no ha habido post-producción. Vivimos en una época de imágenes de mentira con cuerpos operados y photoshopeados al olvido, pero yo creo que la perfección es anti-fetiche, simplemente porque no es real. He producido un calendario cada año desde el 2010 y estaba buscando un tema para el 2015. Después de dudar un poco, decidí hacer otro calendario de selfies, ya que me he tomado casi diez mil selfies este año hasta ahora. Si me sigues en Twitter sabrás que publico un good morning erótico cada mañana, pero para conseguir una sola imagen, a menudo tardo mucho tiempo e inevitablemente acabo con un montón de tomas falsas. Así que he decidido aprovechar algunas de esas imágenes inéditas e incluirlas en mi calendario con mis hashtags más populares en las redes sociales. Aunque nunca utilizo Photoshop con mis imágenes, a menudo aplico un filtro, sin embargo, para este calendario he decidido publicarlo totalmente natural. #NoMakeUpSelfie Una cara limpia para empezar el año. #SexToyTester Al ser probadora de juguetes sexuales, siempre hago selfies con mis juguetes para acompañar mis reseñas. Puedes leerlas aquí.  En la foto aparecen: DolceLove.es y Sensual Planet  #commando A pesar de tener más de cuatrocientas bragas, a veces conviene ir commando, es decir sin bragas.   #converse Me encantan mis converse rojos. Vestido de red: […]

    Fetiche de maquillaje

    Tengo varios esclavos y cada uno tiene sus preferencias y fetiches. Uno en particular, le gusta ver como aplico mi maquillaje por el Skype. Le encanta el ritual; base, ojos, mejillas y pintalabios. Le gusta ver como mi cara se transforma pero lo que más le excita es cuando me equivoco y tengo que borrar lo que he hecho y empezar de nuevo. Mi esclavo se queda en silencio cuando estoy definiendo los ojos con eyeliner negro. Es la precisión y mi concentración lo que le obsesiona. Al delinear los labios, ya empieza a respirar más profundamente y noto su excitación. Cuando termino, le soplo un beso por el webcam y le pregunto si le gusta mi maquillaje. Se sonríe. También disfruto de nuestras sesiones de maquillaje y a veces si me siento cruel, apago el webcam en un momento clave, así me suplica para que lo vuelva a encender. Después de todo, es un esclavo, y necesitan disciplina continua para obtener lo mejor de ellos.   [nggallery id=54] Fotos Lourdes Ribas de Pixelstudi Maquillaje: Diana Shulga

    El té y el sexo

    Soy fetichista de té. Que en realidad no significa que me pone beber té. Mi idea del fetichismo del té se basa en los rituales alrededor de beberlo en público y la formalidad a la hora del té. Todos los hábitos asociadas con esta extraña costumbre, me excitan de maneras diferentes, como por ejemplo, extender el dedo meñique a la hora de levantar la taza a los labios. Yo prefiero el té verde. Me sorprendió cuando leí un reportaje sobre el té verde y sus beneficios para su vida sexual. Ya lo había sospechado, pero siempre es reconfortante saber que estoy en lo cierto. Según el estudio, beber té verde durante un período de 10 semanas puede mejorar su resistencia hasta en un 24%. La Universidad de Washington recopilaron datos de seis parejas diferentes. El cincuenta por ciento tomaban té verde. Después de las diez semanas, las parejas que sólo bebían té verde dijeron que les  había afectado notablemente su vida sexual. Además de ser más felices y relajadas confirmaron que habían tenido relaciones sexuales con más frecuencia y durante más tiempo de lo que había hecho durante mucho tiempo. Parece que su capacidad para promover un sentimiento de tranquilidad fue la clave. Tal vez esto explica por qué, después de haber tenido mi taza de té verde por la mañana, tengo que acostarme de nuevo con mi vibrador… Todo por culpa del té. Boy George dijo una vez: “Prefiero tener una taza de té de ir a la cama con alguien […]

    El fetiche sideboob

    Según la mayoría de las revistas del corazón, el “sideboob” es el nuevo escote. Un sideboob es cuando se ve el pecho de lado, pero sin ver el pezón. El “sideboob” de los senos sin sujetador, visto desde el lado, ahora es un gran fetiche gracias a la tendencia actual de vestidos sin espalda y camisetas con mangas muy anchas. Su creciente popularidad se desarrolla independientemente que sea de forma accidental o a propósito. El verdadero arte del sideboob es crearlo sin revelar el pezón, a pesar de que una insinuación pequeña de su silueta o su forma intensifica el espectáculo fetiche enormemente y genera un morbo tremendo. Sideboobs – por lo general visto en ropa suelta – son algo más sutiles que los escotes, pero igual o más efectivo. A diferencia de los escotes, que se pueden mejorar artificialmente por medio de sujetadores que “engañan”, el sideboob es el más honesto ya que solo se ven bien en los senos que pueden aguantar sin un sujetador. Cuando vi esta camiseta en un escaparate, me di cuenta que era perfecto para hacer fotos del fetiche sideboob. Su potencial fetiche era inevitable, así que tuve que comprarla. Antes de la sesión tuve que ser meticulosa y llevaba un sujetador hasta el primer “click” de la cámara para conseguir algunas marcas de compresión sobre mi piel blanca desnuda. Este sideboob no fue ningún accidente. Fotos Andrew O’Hara. [nggallery id=24]

    Lencería roja

    A menudo la lencería roja se considera como hortera. Se asocia con prostitutas, conjuntos cutres del día de San Valentín o parte del disfraz de “Mamá Noel”. Al tiempo que ajustaba las tiras y enfocaba mis pechos hacia un escote más killer, pensaba en el cariño que le tengo a este sujetador, no sólo por lo bien que me queda sino porque es elegante y se sale de lo ordinario de la mayoría de ropa interior roja. Lo malo de toda esa ropa es que se lanza indiscriminadamente en diseños poco favorecedores y telas de mala calidad. El color se asemeja más a un naranja sucio que a un rojo auténtico. Después de desabrochar la parte delantera, mi desnudez pecosa casi se mezclaba con la pared blanca detras de mí. Soy consciente del potencial fetichista que supone mi pelo rojo en combinación con la piel blanca y mis ojos verdes. Esta sesión me hizo serlo más que nunca. El motivo “rojo intenso” se extendía del sujetador al brillo de mis labios, uñas pintadas y fresas maduras que por momentos hicieron las veces de suculentos pezones. Esta combinación de rojos, en contraste con la luz de mis ojos y el pelo al aire, formaba una composición casi perfecta. Sólo faltaba tomar la punta de la fruta entre mis labios brillantes y chuparla con delicadeza. Entonces la imagen fue perfecta. Me encanta el efecto del color rojo sobre mi piel y siempre me encantará. [nggallery id=3] Fotografía Yuky.

    Pin It on Pinterest