Gafas

Hoy en día, llevar gafas es sexy. Pero no siempre ha sido así. Muchas veces los que son fetichistas de gafas se acuerdan de personajes como profesoras o secretarias o estudiantes repelentes. Los que llevan gafas sin duda tienen un aire intelectual. A veces llevar gafas parece un disfraz facial en una manera que no es fácil de entender a primera vista. Cuando una chica lleva gafas con el pelo recogido, nos preguntamos como estaría desmelenada y sin gafas.

Las gafas son un accesorio ideal para los juegos de rol, sobre todo para papeles de colegiala, profesor, médico o ejecutivo. Llevar gafas nos puede ayudar a hacer mejor un papel de personaje reprimido o tenso.

    Inglés para pervertidos – book trailers

    Inglés para pervertidos (Grijalbo) es un libro donde aprenderás todo lo que tu profesor de inglés nunca se atrevería a enseñarte. ¿Qué mejor forma de practicar la gramática y enriquecer nuestro vocabulario que en la cama? Si quieres conseguir un ejemplar de Inglés para pervertidos o Anglès per a pervertits dedicado y besado, haz click aquí:

    Una vida escandalosa

    Algunas personas piensan que mi vida debe ser escandalosa. Esto podría ser porque escribo sobre sexo. Podría ser porque me he masturbado para la ciencia, o porque salí desnuda en la portada de la revista Interviú, o incluso como resultado de mi trabajo como probadora de juguetes sexuales. Sin embargo, yo no considero que mi trabajo sea un escándalo en absoluto. De hecho, considero que mis trabajos anteriores – más convencionales – eran mucho más escandalosos. Nunca me ha gustado mentir y cuando trabajaba de comercial, era algo muy común. Por ejemplo: dar timings que eran imposibles de cumplir, solo para conseguir un pedido, inventar excusas para cuando las mercancías se entregaban tarde… O peor todavía fue cuando trabajaba en una inmobiliaria de lujo. Todo el negocio se basaba en mentiras, desde las descripciones de las propiedades, hasta las fotografías retocadas y los precios. Lo peor fue cuando un cliente hizo una oferta y no hubo contraoferta. En ese caso, era normal inventar una solo para que el cliente interesado hiciera una oferta más elevada… Mi conciencia católica hizo que me fue imposible hacer estas cosas para conseguir una venta. Hubo momentos en que sabía, a ciencia cierta, que los únicos fondos que un comprador tenía a su disposición eran sus ahorros de vida, y no hubiera sido capaz de engañar a alguien de gastarlos en una propiedad sobrevalorada. Los escándalos en la vida privada en realidad no son diferentes. Sigo sin creer la cantidad de personas que llevan una […]

    Otra clase de Blowjob (fetiche de globos, globofilia)

    No era mi intención hacer una sesión de globofilia o fetiche de globos. Estaba haciendo fotos para mi libro Inglés para pervertidos para ilustrar el capítulo de salud sexual y de repente, decidí que sería divertido inflar el preservativo. Es algo que los fetichistas de globos, o los “looners” como los llaman, entenderían muy bien. A pesar de no ser un globo de verdad, lo que me gustó de fue el hecho que el látex era transparente y se podía ver las distorsiones de mi cara y labios a través de él. Esta vez, no reventé el globo. He aprendido que hay dos tipos de fetichistas de globos, los que le gusta reventarlos (se llaman “poppers”) y los que no. Durante la sesión tuve que morder el condón para mantener su aire dentro. Me sentía como una muñeca de látex y me parecía a una también. Tenía una mirada con los ojos abiertos y una boca inmóvil. La blancura de mi piel contrastaba perfectamente con las manchas de mi pintalabios MAC. La próxima vez tengo la intención de hacerlo con globos de verdad, y de ser una “popper” auténtica. [nggallery id=50] Fotos Guy Moberly.

    Pintalabios y guantes de cuero

    Muchas veces me preguntan cuál es mi fetish favorito, y es algo que no puedo decidir con facilidad. Mi gusto por los fetiches puede depender de mi estado de ánimo o incluso la época del año en que me encuentro. En invierno, me encanta  ponerme medias y ligueros, vestidos de látex, corsés, suéteres de lana y, sobre todo, guantes de cuero. A pesar de que tengo ganas de disfrutar las temperaturas más cálidas y la proximidad del verano, me da pena que pronto podré disfrutar de esas prendas con comodidad. Recuerdo un viaje a Londres cuando estaba en Marks and Spencer comprando cosas que eche de menos de casa y vi estos guantes.  En realidad, quería comprarme unos de cuero negro, ya que el color negro va con todo.  Sin embargo, pensé, quizás sería interesante comprar unos que hacían juego con mi color de pintalabios y así decidí comprarme estos guantes de cuero de color burdeos. Su forma era perfecta y el cuero, al abrir y cerrar la mano, era suave y tersa con un aroma de cuero nuevo que era rico y excitante. No quería quitármelos y tener que esperar en la cola para hacerlas mías fue una tortura. No importa qué estilo o el color de la ropa que me ponga en invierno, porque sé que mis guantes de piel y mis labios siempre estarán perfectamente coordinados.   [nggallery id=46] Fotos Guy Moberly.

    El té y el sexo

    Soy fetichista de té. Que en realidad no significa que me pone beber té. Mi idea del fetichismo del té se basa en los rituales alrededor de beberlo en público y la formalidad a la hora del té. Todos los hábitos asociadas con esta extraña costumbre, me excitan de maneras diferentes, como por ejemplo, extender el dedo meñique a la hora de levantar la taza a los labios. Yo prefiero el té verde. Me sorprendió cuando leí un reportaje sobre el té verde y sus beneficios para su vida sexual. Ya lo había sospechado, pero siempre es reconfortante saber que estoy en lo cierto. Según el estudio, beber té verde durante un período de 10 semanas puede mejorar su resistencia hasta en un 24%. La Universidad de Washington recopilaron datos de seis parejas diferentes. El cincuenta por ciento tomaban té verde. Después de las diez semanas, las parejas que sólo bebían té verde dijeron que les  había afectado notablemente su vida sexual. Además de ser más felices y relajadas confirmaron que habían tenido relaciones sexuales con más frecuencia y durante más tiempo de lo que había hecho durante mucho tiempo. Parece que su capacidad para promover un sentimiento de tranquilidad fue la clave. Tal vez esto explica por qué, después de haber tenido mi taza de té verde por la mañana, tengo que acostarme de nuevo con mi vibrador… Todo por culpa del té. Boy George dijo una vez: “Prefiero tener una taza de té de ir a la cama con alguien […]

    Pin It on Pinterest