Anya & Bonnie – Dos nuevos vibradores de Svakom

El clima frío ha tenido un efecto profundo en mi trabajo este invierno. Esto a pesar de vivir en un nuevo apartamento cerca de la playa, donde puedo disfrutar amaneceres y meditar con el sonido relajante de las olas seduciendo mi mente. Todo eso está bien, pero el aislamiento en mi nuevo hogar aún está impactantemente malo. Estoy segura de que esto no será un problema cuando llegue el verano, por supuesto, pero este clima de invierno parece no tener fin. El problema más significativo que el clima frío ha traído a mi productividad ha sido el de las selfies y belfies. He estado tomando considerablemente menos, simplemente porque no soporto la idea de exponer mis encantos a una baja temperatura. No me malinterpretes, normalmente amo el efecto escalofrío y me encanta presumir de un par de pezones duros como gomas de borrar de lápiz. Es solo que tiritar por mi arte no se siente sexy.

Luego, cuando recibí a Anya – un poderoso y calentador vibrador de Svakom – estuve agradecida por el clima extra frío después de todo. Usar el juguete sería como tener mi propio sistema personal de calefacción, uno que me diera orgasmos. Adicionalmente, ha sido el primer juguete sexual calentador que he probado.

El calor y la fricción son componentes vitales que contribuyen a un cunnilingus efectivo y memorables sesiones de tijeras durante el sexo lésbico. La sensación que deriva de otra caliente y húmeda vulva frotándose contra la mía es una de las mejores que he experimentado. Sin necesidad de decirlo, Anya activó mis fantasías sáficas favoritas cuando tuve el placer de usarlo.

 

Bonnie es un prospecto completamente diferente. Es un vibrador de dos extremos con dos motores independientes que pueden ser usados individual o simultáneamente. El extremo más amplio se parece a un masajeador de vara en que es grande y redondo pero más ligero. Esto lo hace ideal para estimulación del clítoris o hasta masajear otras partes de tu cuerpo – o el de tu pareja. El extremo más estrecho es ideal para la estimulación del punto G, estimulación directa del clítoris y para acariciar pezones, y otras partes del cuerpo, durante el juego previo.

MATERIAL: Silicona de grado médico. Compatible con lubricantes a base de agua.

PACKAGING: Ambos modelos se presentan en una caja que es ideal para guardar o para ofrecer como regalo. También contiene un cable de carga USB, una bolsa para guardar y un manual de instrucciones.

 

 

 

USABILIDAD:

ANYA: Muy intuitivo. Una carga completa te dará horas de placer. La función de calentamiento puede ser usada independientemente pero la batería se agotará más rápido si se activa. El juguete no toma mucho tiempo para calentarse y la sensación de una barra caliente contra tu vulva es profundamente satisfactoria y no solo por el frío. Para ser honesta, me recordaba a una boca caliente dándome cunnilingus o a mis mejores días de tijeras. También es ideal para penetración o estimulación externa del clítoris. Hay cinco modos de vibración y cinco intensidades. La adición del modo inteligente ofrece 26 diferentes posibilidades de estimulación.

BONNIE: Muy intuitivo. Con botones de control similares a los de ANYA, puedes escoger qué extremo deseas para proveer estimulación precisa o indirecta. Prefiero el extremo más grande y redondo. Su efecto es similar al de un masajeador, pero es más ligero y fácil de manejar. Usar ambos extremos simultáneamente es asombroso para acción chica-chica pero el gasto de batería es significativo. Sin embargo, ¡compartir es mejor! Aunque no tenía otra chica con quien compartirlo, pensé en ello decididamente. Esas elaboradas fantasías sáficas fueron más que suficiente para permitirle a Bonnie elevarme a picos de estremecedora y orgásmica dicha.

 

RUIDO: Ligero-moderado.

POTENCIA: Tanto Anya como Bonnie provee vibraciones profundas, estruendosas.

ORGASM-O-BILIDAD: Ambos dispositivos me dieron orgasmos intensos que hicieron rebotar mi pelvis. Aunque las rutas escogidas al orgasmo fueron diferentes, ambas me llevaron al mismo destino igual de efectivamente.

PROS:

ANYA: Versátil. Puede ser usado como vibrador clásico. Estimulación interna/externa con o sin la función de calentamiento. Numerosas opciones de vibración. Empaque elegante. Recargable por USB. Se calienta rápidamente.

BONNIE: Versátil. Puede ser usado para el juego previo, masajear otras partes del cuerpo, dolores y molestias, estimulación del clítoris. El extremo delgado es apropiado para estimulación de pezones, punto G o estimulación precisa del clítoris. Altamente apropiado para fines de cosquillas o para el disfrute mutuo con otra mujer. Empaque elegante. Recargable por USB.

CONTRAS: No son completamente silenciosos, pero estoy siendo quisquillosa.

.

IDEAL PARA:

  • Juego previo.
  • Estimulación del clítoris.
  • Mujeres exigentes que busquen vibradores versátiles y sensaciones intensas.
  • Estimulación vaginal.
  • Usar con una pareja femenina (Bonnie).
  • Usar durante el clima frío (Anya).

Para más información sobre ANYA o BONNIE, visita www.svakom.net

Follow Svakom en redes sociales:

This post is also available in: Inglés

Pin It on Pinterest